Central

Ruben, un emblema de Central con una franqueza ejemplar

El delantero de Central puso en dudas su futuro en el equipo de Arroyito. con una honestidad poco común en el planeta fútbol. Marcó la cancha con jerarquía y profesionalismo.

Lunes 30 de Abril de 2018

No es partidario de hablar mucho. Pero cuando habla, dice. No es habitual encontrar en el fútbol declaraciones que surjan desde la franqueza. La mayoría está formateada por las frases hechas. Sin embargo Marco Ruben es una de las destacables excepciones. Porque nunca necesitó perderse en el laberinto de la retórica para disimular la realidad. Nadie mejor que él sabe que su rendimiento individual desde hace un tiempo dista de aquel que exhibió cuando decidió retornar. Por eso pone en duda su continuidad en Central. La nobleza lo obliga. Y avisa que todas las conjeturas serán en vano. Y que nadie podrá hablar por él. Marcó la cancha con jerarquía y profesionalismo.
ruben01.jpg
El delantero de Central, Marco Ruben, admitió que el responsable del mal momento del canalla sea solo el DT.
El delantero de Central, Marco Ruben, admitió que el responsable del mal momento del canalla sea solo el DT.

"Por ahí las etapas se terminan y hay que asumirlo. Por más que cueste y las decisiones sean difíciles hay que tomarlas. No quiero decir que me voy del club, pero probablemente pueda pasar que haya llegado el final de mi etapa en Central", ejecutó.
Y también compartió sensaciones desde lo más íntimo. Porque en sus dichos alude a que un futbolista jamás puede separarse del ser humano, aunque el referente canalla haya evitado utilizarlo como argumento.
"Claramente no me siento bien, ni cómodo, por más que lo intente no tengo la confianza que tenía. Pero tengo que seguir peleando"
"Claramente no me siento bien, ni cómodo, por más que lo intente no tengo la confianza que tenía. Pero tengo que seguir peleando, aunque es difícil con la cabeza, vengo agotado mentalmente y se me hace difícil. En estos partidos quiero dar todo", dijo.
Tristeza y lesiones
La agresión que sufrió su abuelo como víctima de un delito y su posterior fallecimiento fue un golpe durísimo para un jugador que tiene en su familia y amigos como el mejor capital. Ese episodio lo marcó al capitán. Y después la seguidilla de inconvenientes físicos que no le permitieron estar en plenitud también dinamitaron su contundencia. Y así hoy lo reconoció desde una sinceridad ejemplar, más allá de que el contexto por la falta del ensamblado de un equipo hizo más notorio los problemas de las individualidades.
Definición futbolística
"Claramente el entrenador no es el único culpable. Acá hay un equipo, hay entrenadores, gente que trabaja en esto que está en el equipo y las responsabilidades siempre son compartidas", sentenció Ruben, avisando que ninguna necesidad política ni futbolística puede maquillar los errores cometidos, asumiendo también que ningún nombre está por encima de los nombres.
Embed

Hoy Marco Ruben anunció que su futuro deportivo en Central se conjuga en tiempo indefinido. Es consciente de que aquel que volvió al actual es distinto. Pero también es cierto que ese delantero implacable que fue puede volver a serlo. Más cuando se realiza una autocrítica tan profunda como la que hizo hoy. Y tan poco común en un fútbol que juega cada día más en la cancha de la hipocresía.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario