La Región

Vassalli no pagó y mañana hay paro otra vez

Menos de dos meses pasaron desde que la fábrica de cosechadoras Vassalli y los trabajadores firmaran un acuerdo para cancelar la deuda salarial acumulada, el cual fue incumplido por la empresa el viernes cuando no abonó la suma de 3.400 pesos que venía pagando semanalmente a los empleados. Ante esta situación, la UOM-Firmat anunció que mañana recomenzará el plan de lucha con huelga y movilización.

Domingo 22 de Julio de 2018

Menos de dos meses pasaron desde que la fábrica de cosechadoras Vassalli y los trabajadores firmaran un acuerdo para cancelar la deuda salarial acumulada, el cual fue incumplido por la empresa el viernes cuando no abonó la suma de 3.400 pesos que venía pagando semanalmente a los empleados. Ante esta situación, la UOM-Firmat anunció que mañana recomenzará el plan de lucha con huelga y movilización.

"Lo que ocurrió en Vassalli no nos extraña porque sabemos con quién estamos tratando, ya que esta gente siempre está en la expectativa de estafarnos y no cumplir con la palabra". Así lo manifestó en declaraciones formuladas a la radio local FM 95.9 el secretario general de la seccional Firmat de la UOM, Diego Romero.

El sindicalista se refería al incumplimiento de pago que se había acordado con la fábrica de cosechadoras. "No pagaron los 3.400 pesos que semanalmente, los viernes, tocaba a cada trabajador", explicó y, en ese marco, anunció un paro con movilización a partir de mañana. Por otra parte, también expresó un fuerte respaldo gremial a la medida de fuerza que llevan adelante los 14 trabajadores de la empresa Dasa, también en conflicto.

El 5 de junio pasado, trabajadores y empresa firmaron ante el Ministerio de Trabajo de la provincia un acuerdo al que habían arribado una semana antes, el cual permitió superar un conflicto de 35 jornadas de huelga y la fábrica ocupada por los empleados, a lo que se sumaba una serie de disputas entre los accionistas por el control de la empresa. La causa del conflicto fue la acumulación de una deuda por salarios impagos durante casi 5 meses.

El clima ya venía tenso cuando al promediar la semana la empresa y el gremio habían acordado reducir la jornada laboral de 8 a 4 horas, durante un lapso de 10 días, con el compromiso de la empresa de seguir pagando normalmente, pero la plata tampoco apareció, reactivando el conflicto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario