La Región

Dasa no se presentó a la audiencia y se endurecen las medidas

Dasa es una empresa que durante años fabricó silos, pero con el tiempo sufrió un fuerte achicamiento y una reestructuración.

Miércoles 08 de Agosto de 2018

Los representantes de la Unión Obrera Metalúrgica y los delegados de la empresa Dasa esperaron ayer en vano en la sede rosarina del Ministerio de Trabajo provincial: los responsables de la firma no se presentaron a la audiencia convocada por la cartera laboral para tratar el conflicto que mantienen con el personal por el retraso en los salarios y la oferta de retiros voluntarios por "la mitad de la indemnización", tal cual lo denuncia el gremio.

Así la situación, los trabajadores de Dasa planean endurecer la medida de fuerza que vienen llevando adelante con la fábrica tomada, y llevarla extramuros. Hoy se reunirán en asamblea y podrían incluso aprobar un escrache en el domicilio de quien figura como propietaria, aunque en el gremio sospechan que hay una estrecha vinculación entre el directorio de esta firma y la metalúrgica Vassalli Fabril, que mantiene también un dilatado conflicto por deudas millonarias con el personal y un presunto vaciamiento.

"No vino nadie", dijeron lacónicamente, cada uno por su lado, el secretario general de la UOM, Diego Romero, y el abogado del gremio, Pablo Cerra. Parado en el primer piso del edificio de Ovidio Lagos y San Lorenzo, Cerra le dijo a LaCapital: "Seguramente están esperan a ver qué pasa en la reunión del próximo viernes con Vassalli, porque para nosotros está claro que las dos firmas están estrechamente vinculadas, al punto que pedimos que se nos informe sobre la composición del directorio de Dasa".

Cerca suyo, Romero advirtió que esta instancia no hace más que "endurecer la medida de fuerza. Mañana (por hoy) los compañeros se reúnen en asamblea y van a plantear los pasos a seguir, quizás haya un escrache a la dueña de la empresa, Fabiana Galante", afirmó el dirigente.

Dasa es una empresa que durante años fabricó silos, pero con el tiempo sufrió un fuerte achicamiento y una reestructuración, al punto que reconvirtió su producción. Ahora, produce plataformas para las cosechadoras Vassalli. La firma tiene 14 empleados que desde hace tres semanas no perciben sus haberes, mientras que la firma, tal cual lo denunció el gremio y fue publicado por este diario, ofreció retiros voluntarios a cambio del "50 por ciento de la indemnización".

La sospecha de que el vínculo con Vassalli es directo se acentúa en la certeza de que la fábrica de cosechadoras es el único cliente que posee esta firma, hoy en crisis. Se estima que le deben entre 40 y 50 mil pesos a cada trabajador.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario