La Región

Chovet y las refacciones en una escuela rural que resiste el paso del tiempo

Cientos de espacios como este cerraron en el país, pero desde el pueblo el jefe comunal, que fue alumno de un sitio similar, apuesta a obras.

Martes 20 de Agosto de 2019

Las escuelas rurales supieron ser un reconocido espacio cultural y educativo donde los hijos de peones rurales o de pequeños productores adquirían conocimientos para afrontar la realidad que le depararía la urbanidad, que estaban generalmente a pocos kilómetros de esos establecimientos educativos. Hoy la realidad indica que centenares de esos sitios cerraron sus puertas por diversos factores vinculados a "la modernidad".

En Chovet, localidad ubicada a 130 kilómetros al sur de Rosario, el presidente comunal —y ex alumno de una escuela rural—, Sergio Busquet, encarará una obra de refacción en la popularmente conocida como escuelita de Peñaranda".

Entre todos los grados, asiste a la escuela apenas 10 alumnos en un aula.

Luego de haber visitado la Escuela Rural Nº 1.175 "Juan XXIII", desde la comuna de Chovet quedaron a disposición para encarar obras de mejoras en el edificio de la institución.

Diez alumnos

El establecimiento, ubicado a unos 10 kilómetros del pueblo —en la zona del camino que va a Miguel Torres—, nuclea a solamente 10 alumnos en un aula denominada "plurigrado".

El presidente comunal Busquet, comentó que fueron recibidos por la preceptora y la docente a cargo del aula. Además, detalló que su intención de colaborar es, en el mismo sentido, que lo hace con las instituciones dentro del pueblo de Chovet.

Alumno de escuela rural

"Para mí esta visita tuvo un sentido especial. Me hizo recordar mucho a mi infancia, porque yo también fui alumno de una escuela rural. Siempre llevo presente a la vieja escuelita de Nº 110 «Las Ramadas», en el Paraje «La Lata»", explicó.

Entre otras cosas, anticipó que paulatinamente van a ir haciendo mejoras. Entre ellas, la remodelación de paredes, pintura y un núcleo sanitario nuevo —con baños para nenes y nenas—. A su vez, se va a poner en valor el área de cocina y llevar el reclamo a la Región de Educación por un pizarrón nuevo.

"Los chicos y el personal hacen un esfuerzo muy grande para ir a cursar. Son hijos de trabajadores rurales que en su mayoría vienen de Firmat. Necesitan que estemos presentes y les demos una mano. Ojalá pronto podamos empezar a notar los cambios y optimizar las comodidades", aclaró Busquet.

Sueño y realidad

La creación de la Escuela Rural Nº 1175 "Juan XXIII", está relacionada con un importante desarrollo de la zona rural de Chovet, a mediados de la década del 60. Hasta su llegada, los hijos de trabajadores rurales debían recorrer varios kilómetros a caballo para llegar al por entonces, edificio de la Escuela Nº 6.224 ubicada en la localidad de Chovet.

Su fundación, empezó a gestarse en 1962 cuando los habitantes del paraje "Peñaranda", comenzaron a reunirse de manera informal para darle forma al surgimiento de la institución. Ya en diciembre de 1963, el agricultor José Rollán, fue quien durante una de esas tertulias pueblerinas, contó que había trasladado la inquietud a un referente del Consejo General de Establecimientos Privados de Enseñanzas.

El 9 de marzo de 1964 empezó el ciclo lectivo, ratificándose su funcionamiento el 29 de abril de 1964. Hasta tanto se edificó el nuevo "hogar", la chacra de José Rollán fue utilizada para el cursado de los niños, a unos 10 kilómetros de la zona urbana chovetense.

Finalmente, el 22 de noviembre de 1966, el Ministerio de Educación y Cultura, dispuso la incorporación de la escuela a la enseñanza primaria, con aportes del ciento por ciento, de acuerdo a lo establecido por la ley 5.501. Antes de eso, el esfuerzo de los padres hacía posible que se mantenga abierta todos los días, incluso pagando el sueldo de la directora y la maestra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario