La ciudad

Una arteria que se realiza en tres tramos por parte de los privados

La obra fue dividida en tres tramos, correspondiendo cada una de ellas a las diferentes empresas privadas.

Jueves 09 de Noviembre de 2017

El proyecto de la avenida de la Costa, entre Oroño y Avellaneda, fue pensado para que fuera financiado en su totalidad por las desarrolladoras de los emprendimientos inmobiliarios ubicados a la vera del Paraná.

La obra fue dividida en tres tramos, correspondiendo cada una de ellas a las diferentes empresas privadas responsables de su construcción.

El primer tramo de la avenida Estanislao López, entre Francia y Madres de Plaza de Mayo, estuvo a cargo de Inversiones y Mandatos SA, como parte de los emprendimientos Dolfines Guaraní, Nordlink y Torre Embarcadero.

El segundo tramo, desde Francia hasta Avellaneda, está avanzado. Su ejecución está a cargo de las cuatro empresas que actúan como principales desarrolladoras del plan: Servicios Portuarios (en un 57 por ciento), TGLT (en un 25 por ciento) e Ingeconser (en un 18 por ciento), en relación a los emprendimientos a desarrollar en la Unidad I (Ex. Faca/AFA) y en Maui (ex Unidad III), en Forum (ex Safac) y en Ciudad Ribera (ex Agroexport).

Y el último tramo, entre Oroño y Madres de Plaza 25 de Mayo, está a cargo Servicios Portuarios, como parte del emprendimiento Maui y es el que viene más retrasado.

En la continuidad de la avenida de Tres Vías, entre Avellaneda y Travesía —que fue concretada hace unas dos décadas— aún restan trabajos de adecuación de veredas, arbolado y retiros por parte de privados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario