La ciudad

Seguirá preso uno de los imputados por la picada mortal en Ayacucho y avenida del Rosario

El hombre estaba al volante del Citröen C4 que pasó primero y rozó al Citröen C3 en el que viajaba la familia Pizzorno, luego embestida por un Sandero

Viernes 27 de Agosto de 2021

Pablo M, uno de los imputados por provocar la muerte de un hombre y su pequeño hijo de 8 años por correr una picada en la zona sur de Rosario continuará con prisión preventiva efectiva tras la audiencia de segunda instancia realizada este viernes por la Cámara de Apelaciones.

Los fiscales Walter Jurado y Valeria Piazza de la Unidad de Homicidios Culposos le habían imputado el siniestro vial en el que perdieron la vida David Pizzorno, de 43 años, y su hijo Valentino -en el coche viajaba además Cintia Díaz, la mamá del nene- se produjo en los primeros minutos del sábado 20 de marzo de 2021 en la intersección de Ayacucho y avenida del Rosario.

En la audiencia de este viernes la defensa de Pablo M. le solicitó la morigeración de la prisión preventiva efectiva bajo el beneficio de la prisión domiciliaria. Sin embargo, la Fiscalía se opuso a ese pedido y solicitó que se mantenga la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley bajo la calificación legal escogida.

>> Leer más: Picada fatal; los dos autos habrían chocado al de las víctimas

Tras las argumentaciones de las partes, el juez de segunda instancia Gustavo Salvador resolvió confirmar la prisión preventiva efectiva para el imputado, quien está acusado del delito de homicidio simple con dolo eventual con lesiones gravísimas en concurso ideal en calidad de coautor.

Picada mortal en Ayacucho y avenida Del Rosario

En esa esquina, Pablo M. fue el que primero pasó a bordo de un Cintröen C4 por esa intersección y rozó el Citröen C3 conducido por Pizzorno, que inmediatamente fue embestido por un Renault Sandero al comando de Germán S. -ya imputado- en el marco de una picada clandestina estimada en unos 130 kilómetros por hora.

Tanto el conductor del Citröen C3 como su hijo, quien iba sentado en la parte trasera del vehículo, fallecieron en el acto. En tanto, Pablo M. sufrió graves lesiones que le afectaron el intestino y un pulmón, por lo que debió permanecer varios días internado antes de afrontar la audiencia imputativa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario