La ciudad

Se estanca un proyecto de edificios en Puerto Norte

Metra ya había vendido el 63% de los departamentos en 2015 y sólo ejecutó el 28% de los trabajos.

Miércoles 21 de Febrero de 2018

Después de dos años de ventas estancadas, con desmanejos en el financiamiento y hasta problemas societarios para concretar el desarrollo del proyecto Metra en Puerto Norte, la compañía TGLT sólo lleva ejecutado el 28 por ciento de la primera etapa de la construcción, a pesar de que a fines de 2015 ya había vendido el 63 por ciento de los departamentos.

El año pasado, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la empresa presentó el informe de resultados del tercer trimestre de 2017. Aún no están disponibles los números del cuarto trimestre.

Para la compañía, el valor potencial de ventas del complejo era de 3.099 millones de pesos. Esta primera etapa del desarrollo, que ya tiene "ventas aseguradas" por 669 millones de pesos, está estimada en 1.095 millones de pesos. Nada hay todavía presentado sobre el anunciado proyecto de Foster Partners de departamentos de alta gama previstos en la franja del terreno más cercana al río.

Fuentes del mercado de la construcción e inmobiliario local apuntaron a los problemas financieros y hasta societarios de la empresa. Incluso se llegó a especular su salida cuando los desarrolladores de Ingeconser, otro de los proyectos de Puerto Norte, se presentaron en concurso de acreedores.

El último reporte sobre la calificación de riesgo de la compañía publicado en su web, en 2016, realizado por FixSc, la afiliada a FitchRating, señala que la baja de la calificación se daba por la "acotada generación de fondos para hacer frente a sus compromisos financieros".

"Fix considera que la agresiva estrategia de expansión de TGLT, en un contexto de demanda deprimida, ha requerido de crecientes necesidades de financiación adicional", indicó el análisis.

Pese a ello, TGLT pudo continuar con la capitalización de la empresa mediante la emisión de un bono convertible. También con una agresiva participación en el mercado, al punto de cerrar la operación más resonante del último tiempo: la adquisición del 82 por ciento de la constructora Caputo.

La firma que hasta comienzos de enero fue propiedad de Nicolás Caputo, amigo del presidente Mauricio Macri, y que llevó adelante obras emblemáticas en Buenos Aires como las torres del Banco Francés en Catalinas, el Shopping Abasto y Tortugas Open Mall, entre otras.

El proyecto de Metra no sólo viene relegado en lo edilicio, también están atrasados los trabajos que la compañía debe concretar en espacios públicos.

Vale recordar que los permisos de edificación concedidos por el municipio en una de las zonas más caras de la ciudad a través de convenios urbanísticos, y rubricados por el Concejo, obligan a la empresa a realizar como contraprestación una serie de obras públicas. De persistir el actual ritmo de inversión, podrían demorarse varios años.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario