La ciudad

Robaron una vivienda lindera al terreno del laboratorio Apolo

Los vecinos denuncian que el estado de abandono del predio es preocupante y que los hechos de inseguridad se repiten.

Miércoles 18 de Julio de 2018

Una vivienda lindera al terreno donde funcionaba el laboratorio Apolo fue vaciada por delincuentes. Más allá de la gran cantidad de advertencias y denuncias que asentaron los vecinos de Alem al 2900, por el grave estado de abandono y deterioro de ese lote donde ocurrió una terrible explosión en junio de 2016, lo cierto es que los titulares del lugar no tomaron medidas de seguridad, y los habitantes de esa cuadra quedaron muy expuestos. Este robo, al domicilio de una mujer que estaba trasladando sus bienes para mudarse nuevamente a su casa tras el siniestro, refleja con crudeza esa situación de desprotección que atraviesan cotidianamente en ese punto de barrio Tablada.

El robo sucedió en la madrugada del domingo pasado, y Jimena, de 37 años y empleada administrativa, está a punto de regresar a su domicilio de pasaje Dumont al 2900 después de alquilar durante dos años, y está llevando de a poco sus pertenencias ya que debe dejar su otra casa a fin de este mes.

"Yo estaba llevando todo lo que es mío, porque me tengo que mudar antes del 31 de este mes. Ya no puedo pagar un alquiler, cuando además tengo esta casa que es de mi propiedad, donde yo vivía con mi madre antes de la explosión", exclamó Jimena.

Por atrás

La mujer comentó que los delincuentes ingresaron por el lote donde funcionaba el laboratorio, y que desde ahí llegaron hasta su vivienda, en la que está efectuando arreglos edilicios para poder volver a reiniciar una vida que no para de sufrir cimbronazos desde aquel terrible siniestro.

"Se metieron por atrás, y me forzaron las rejas de los dormitorios que dan a un patio trasero que da a este terreno. También violentaron la puerta de la pieza de arriba que está siempre cerrada, donde estaban las cosas que uno no usa tanto. Ahí se metieron a la casa se llevaron todo lo de valor. Me forzaron armarios, revolvieron y dieron vuelta toda la casa. Me robaron televisor, computadora, algunas alhajas mías, ropa, cámara de fotos, un montón de cosas muy valiosas para mí, muchas de esas cosas me las había regalado mi abuela antes de morir hace cuatro meses", describió.

"La verdad es que es un golpe muy grande, desde lo emocional, lo personal y también desde lo económico, porque tengo un sueldo bajo de empleada administrativa y se me va a hacer muy difícil hacerle frente a este momento. Yo vivo sola y todo es más complicado. Estoy haciendo todo a pulmón y hace dos días que no paro de llorar", confió Jimena, con su voz cortada.

De acuerdo al conmovedor relato de Jimena y de otros vecinos de la cuadra, este tipo de situaciones de inseguridad son muy frecuentes.

"Les trasladamos esta inquietud a los dueños del terreno, pero no hacen nada. Esta todo igual hace dos años. Y también llevamos el reclamo a las autoridades municipales, y nos dicen que se les dificulta mucho tomar intervención porque es un lote de carácter privado", comentó la mujer entre lágrimas.

Peligro permanente

Los habitantes de esa manzana de zona sur de la ciudad, cuentan que muy a menudo se mete gente desconocida en ese predio, y que además los severos problemas por la falta de higiene y del tremendo estado de abandono, vuelven "angustiante" la vida para todos los vecinos del barrio.

"Yo me tengo que mudar a fin de este mes, y lo haré de igual manera porque no me queda otra. Ahora tuve que pedir plata para poder colocar una alarma, un gasto importante que no tenía previsto, y además para reforzar las rejas en todas las aberturas", sostuvo la mujer.

"Pido encarecidamente que levanten un tapial, o que alguien hagan algo para que no sigan entrando. Porque los vecinos tenemos que seguir viviendo ahí", solicitó la mujer. "Yo estoy como loca, ya no sé qué puerta golpear para que me ayuden", confesó.

desidia. La falta de limpieza y de un cerramiento confiable en el lote genera muchos inconvenientes a los vecinos.

Sin respuestas de la policía

Según la vecina que sufrió el robo el fin de semana pasado, los vecinos advirtieron la situación cuando sintieron ruidos en un volquete que está ubicado frente a la vivienda, y rápidamente llamaron al 911, pero nunca llegó un patrullero al lugar esa madrugada. Al otro día, Jimena fue a realizar la denuncia a la comisaría 16ª y tampoco tuvo respuestas. "No me tomaron la denuncia porque estaban cenando", reclamó indignada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});