La ciudad

Lisandro Zeno se prepara para recibir un trasplante de médula

El joven estudiante de medicina ya está internado en Buenos Aires, donde se realizará el procedimiento el miércoles próximo.

Viernes 04 de Septiembre de 2015

El diagnóstico de una leucemia aguda, los tratamientos, las campañas de concientización, la necesidad de un trasplante de médula ósea, la búsqueda y aparición de un donante compatible, son apenas algunos de todos los obstáculos que Lisandro “Lichu” Zeno ya atravesó. Ahora espera el próximo miércoles, cuando se concretará el procedimiento de implante de médula en el Hospital Austral, en Pilar. Allí, con familiares y amigos que van rotando para acompañarlo, ya comenzó esta semana una quimioterapia que es la preparación para el trasplante.
    “Acá estamos, preparándonos”, responde, siempre en plural, Sofía Araya, novia del joven de 25 años, y afirma que el ánimo de Lisandro “está increíble, como es él”.
  La aparición de unas manchas en las piernas a finales de octubre de 2014 fueron la primera señal y pocos días después, el joven estudiante de medicina y jugador de la primera división de rugby del Jockey Club, recibió el diagnóstico de que padecía una leucemia aguda. Fue Lelio, su papá y también médico, el que se lo comunicó luego de que le realizaran los estudios. Vinieron internaciones, tratamientos, más de una decena de transfusiones de sangre y una recaída que marcó la necesidad de un trasplante de médula ósea.
  Finales de julio fue otra fecha crítica, ya que se había encontrado en Brasil un potencial donante para realizar el trasplante, pero el Incucai del país vecino pasó varios días sin poder dar con el hombre.
  Una campaña en las redes sociales que comenzó entre sus amigos y de la que llegó a participar hasta Lionel Messi hicieron que el 29 de julio el donante apareciera.

La espera. Internado desde el lunes en el Hospital Austral, en Pilar, Lisandro se prepara para el trasplante que se concretará el miércoles próximo.
  “Empezó la quimioterapia y estamos muy bien”, dijo ayer desde el centro de salud su novia Sofía, y explicó que “el tratamiento que hacen ahora es para limpiar su médula, barrer todo y dejarlo listo para recibir las células nuevas”.
  Aunque se trata de un “procedimiento sencillo, no quirúrgico, que se realiza a través del mismo catéter de la quimioterapia”, explicaron que deberá permanecer internado al menos un mes.
  “El está increíble, como siempre”, responde Sofía respecto de su estado de ánimo, y asegura que “para nada” está ansioso.
  Familiares y amigos rotan entre Buenos Aires y Rosario para acompañarlo. “Yo me voy, pero viene su mamá, y después vuelvo el lunes que viene”, contó la joven.

Ciudad donante. El mismo Lisandro se puso al frente de muchas campañas de concientización y de inscripción al Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH), como se llama técnicamente. Por eso ahora, mientras él espera su propio trasplante, las organizaciones Compartí Vida y Rosario Solidaria se comprometieron a realizar colectas de sangre e inscripción al registro una vez cada 15 días.
  “El objetivo es convertir a Rosario es «Ciudad donante», que sea la primera a nivel nacional”, afirmó Jorgelina de la Torre, miembro de Rosario Solidaria, y aseguró que “la mejor manera de dar aliento a Lichu es siendo donante de médula, de sangre y de órganos, todos los rosarinos”.
  Lo cierto es que además de la inscripción que puede realizarse a diario en los hospitales Centenario, Vilela y Británico (en el último con turno previo), anticipó que el martes próximo se llevará adelante una nueva Jornada de Donación de Sangre e Inscripción al Registro Nacional de CPH.
  Los requisitos son tener entre 18 y 65 años, pesar más de 50 kilos, concurrir con documento, ingerir previamente mucho líquido, gozar de buen estado de salud y, en caso de tener tatuajes o piercings, haberlos realizados hace más de un año. Para más información, los interesados en sumarse deben contarse con la organización a través de su sitio web www.rosariosolidaria.org.
 

La importancia de donar células madres

El llamado “trasplante de médula ósea” al que será sometido Lisandro Zeno el miércoles próximo es en rigor un trasplante de las Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) —también definidas como células madres—, y que son las encargadas de producir ni más ni menos que los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.
  Según detallan en el Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai), cada año a cientos de personas se les diagnostican enfermedades hematológicas como leucemia, anemia aplástica, linfoma, mieloma, errores metabólicos o déficit inmunológicos que pueden ser tratadas a partir de estos trasplantes.
  En una primera etapa, para efectuar el procedimiento al paciente se le destruyen las células enfermas mediante tratamientos que combinan quimioterapia y radioterapia, que es el proceso al que Lisandro está siendo sometido actualmente. A continuación, y ese es el procedimiento previsto para el miércoles próximo, se infunden al paciente las células extraídas del donante. De acuerdo al detalle del Incucai, estas células infundidas serán las que reemplazarán a las enfermas y “comenzarán a producir células sanguíneas propias en un plazo relativamente corto”.
  Y a la hora de hacer hincapié en la necesidad de sumar inscriptos en el registro nacional de donantes de CPH, explican que sólo entre un 25 y un 30 por ciento de los pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante familiar compatible, con lo que el resto queda sin acceso a esta práctica terapéutica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS