La ciudad

Lamberto: “La situación es muy distinta a 2014 y habrá un salto cualitativo”

El ministro de Seguridad santafesino afirmó que en la actualidad “se ha logrado transformar y tener una mejor policía. Hoy no existen territorios liberados”.

Lunes 25 de Mayo de 2015

A partir de hoy, 600 gendarmes y 1.200 policías darán inicio a una nueva fase del Operativo Rosario. Será en una veintena de puntos calientes, barrios con altos índices de delitos, accesos y espacios verdes. “Hemos logrado el objetivo de transformar y tener una mejor policía, la situación actual es muy distinta a 2014. Estamos seguros que en esta segunda etapa habrá un salto cualitativo muy superior que redundará en beneficio de los rosarinos. Deseamos sea una experiencia permanente”. Con estas palabras, el ministro de seguridad santafesino Raúl Lamberto abrió las puertas a las fuerzas federales en lo que calificó como “un plan coordinado y de colaboración mutua”.
  En forma similar al desembarco de tropas en abril del año pasado, el refuerzo de gendarmes le dará una fisonomía distinta a muchos barrios de la ciudad. Sólo que esta vez no serán sólo uniformes color verde los que se verán por pasillos y calles sino que predominarán policías. Como ya se anunció, las patrullas serán de dos policías y un gendarme.
  Ayer, La Capital consultó a Lamberto en relación a las expectativas que tiene la provincia en materia de seguridad con la llegada de 600 gendarmes.
  “Estamos en un punto muy distinto. Hoy la mayor cantidad de efectivos los aporta la policía, que ha podido tomar la experiencia de 2014 para crecer cuantitiva y cualitativamente”, reflexionó el ministro para agregar: “Hemos logrado tener visibilidad policial fuerte y a su vez controlar con policía especializada en muchos barrios. Esta segunda etapa va a significar un aporte para seguir creciendo en el marco de una policía que esta en un proceso de transformación policial”.
  Cuando se lo consultó sobre el impacto y el reclamo previo en el refuerzo de Gendarmería, Lamberto destacó el trabajo coordinado ampliando el campo territorial de operatoria en la ciudad, la formación y capacitación de fuerzas policiales y la colaboración de fuerzas federales como parte de las políticas de seguridad.
  “Nos sentimos felices de colaborar y coordinar experiencias. Como Estados de un país federal sus fuerzas nacionales también son parte de la provincia. Los departamentos estanco son negativos para una política de seguridad de avanzada”, consideró Lamberto para reforzar que “en todo el mundo la coordinación con fuerzas federales es el eje central para resultados efectivos”.
  Desde la provincia, también se resaltó que la llegada de fuerzas federales se haya distribuido en todo el territorio santafesino. “No sólo estamos seguros que habrá un salto cualitativo muy superior sino que es muy importante que se llegue a las 5 regionales”,  dijo el funcionario.
  A la hora de esgrimir cuáles eran los logros propios en la reforma integral de la policía, el responsable de la seguridad en Santa Fe enumeró la creación de la división de patrulla Vial, Policía de Acción Táctica (PAT), la Policía de Investigaciones (PDI) y el incremento de la Policía Comunitaria. A ello, le agregó el aporte de videocámaras, centros de monitoreo, 911, tecnología de investigación, drones, helicópteros y equipamiento para laboratorios.
  La provincia tiene a la firma un convenio con el FBI para que a través de la Corte Suprema provincial se monte un laboratorio de ADN de patrones genéticos.

Nada liberado. “Hemos logrado transformar y tener una mejor policía. Hoy no tenemos ningún territorio de la ciudad o la provincia donde no pueda entrar la policía. Y no existen territorios liberados por el delito y el narcotráfico.”
  Al referirse al último tramo de la actual gestión socialista al frente de la Casa Gris, que concluye con un nuevo refuerzo de Gendarmería, el titular de Seguridad santafesina aseguró tener la certeza que “dejamos al fin del mandato de Bonfatti un plan en marcha para el próximo gobierno de una policía con más visibilidad y mayor profesionalismo. Una seguridad democrática en base a la capacitación y formación especialización y decentralización”.
    Finalmente, Lamberto dejó una advertencia a futuro: “Hay que pelear siempre para que los avances no tengan vuelta atrás, porque seria empezar de nuevo”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS