La ciudad

La empresa quiere exhaustivo análisis de laboratorio para investigar

Un representante de Dreamers dijo que tiene otros salones "con la misma comida, y no pasó nada".

Martes 05 de Diciembre de 2017

"Si hubiera sido algo de esta cocina, se habrían intoxicado en otros salones de eventos que también salen de acá, y en ningún lado pasó". De esta manera, Fernando Loto, uno de los referentes de Dreamers y del salón de fiestas Estación del Norte, explicó la posición de la empresa ante las denuncias de los padres del Colegio Nuestra Señora de la Asunción. "La verdad es que hace muchos años que nos dedicamos a este negocio y nunca nos pasó algo así", destacó el empresario.

Al momento de analizar la situación, Loto admitió: "No sé qué pudo pasar". Y de la misma manera confió: "Llamé a los responsables del supermercado (el salón está en un predio de La Gallega) para ver cómo estaba la limpieza de los tanques de agua. Para mí, puede ser un tema de agua o algo viral, no de comida".

Y remarcó: "Si hubiera sido una crisis masiva de verdad, tendríamos dos millones de llamados a la empresa. Y hasta ahora (por ayer), sólo tuvimos reportes puntuales".

Profundizando en el caso, el empresario deslizó: "Para mí esto pasa por otro lado, o fue un problema del agua o pudo ser algo viral, como un mozo enfermo que contagió, o un cliente enfermo que contagió a un grupo, en ciertas mesas. Pudo ser algo de contacto físico".

"Nosotros tenemos otros salones, con la misma comida y el mismo servicio, y no pasó nada", agregó.

Loto reconoció que la empresa se encuentra investigando su estructura interna de funcionamiento. "Obviamente, estamos analizando todo. Además, yo mismo llamé a Bromatología (Instituto del Alimento), dije que vengan y pasaron. También estuvo hoy (por ayer) el ingeniero en alimentación que hace los controles de la cadena de frío. Nosotros llevamos controles exhaustivos, con respaldos en planillas. Creo que recién se podrá avanzar con más certezas con los estudios de laboratorio", dijo.

"Recién hoy (por ayer) nos llegaron algunos comentarios vía WhatsApp. Una mamá lo mandó a través de uno de los coordinadores de la empresa y refería que estaba con vómitos y diarrea desde el día de la fiesta. Inmediatamente, yo llamé a esa madre. Pero fue el primer llamado que tuve, recién día lunes", precisó Loto.

"Nosotros cumplimos con los parámetros de seguridad, y tenemos inspecciones casi todas las semanas. De hecho, tuvimos una la semana pasada. Además, contratamos a ingenieros en alimentación que nos hacen auditorías externas, porque tenemos muchas fiestas y muchos salones", comentó.

Sobre la cantidad de denuncias, apuntó que "hasta ahora sólo hay reportes puntuales". Y contó: "Yo mismo le expliqué a esa madre que hacen falta estudios de laboratorio, para avanzar".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});