La ciudad

"La amabilidad de la gente en Africa es conmovedora"

El ciclista destacó la cordialidad y solidaridad de los habitantes de las localidades por las que pasó con su bicicleta La Estrella.

Lunes 29 de Enero de 2018

Sin dudar un instante, Favio Giorgio destacó los enormes gestos de colaboración que recibió durante su extenuante trayecto por el continente africano. "Lo mejor del viaje fue la gente, yo le debo mucho al africano después de este viaje. En los lugares más grandes, y sobre todos en los lugares más chicos, la amabilidad y la cordialidad de la gente son realmente conmovedoras, y se transforman en un elemento vital para poder levantarse y seguir pedaleando al otro día", confió este ciclista rosarino.

"La verdad es que me encontré con personas muy solidarias, que te enseñan mucho con sus palabras, sus vivencias. Ellos le otorgan mucha importancia a la familia completa. Hay muchos tribales y para ellos el núcleo fundamental es la familia, no como la entendemos nosotros, ya que ellos incluyen a primos, tíos, cercanos y lejanos, y entre todos se ayudan mucho. Hay mucha presencia de la familia", se encargó de destacar Giorgio.

Y agregó: "Además hay mucho respeto hacia la persona mayor, la escuchan mucho. Viven en comunidades y ayudándote siempre. Ellos te dan su tiempo, y eso es invalorable".

Favio contó que, al principio, cuando arribaba a localidades tan extrañas tuvo que conocer las costumbres de cada grupo y de cada zona. "Al principio, te miraban un poco raro. Es que ellos piensan que los blancos son todos millonarios y católicos, y yo no tenía nada que ver con esas cosas. Cuando lo entendían, me abrían las puertas de las comunidades con mucha generosidad. La verdad es que se reían mucho cuando veían un blanco que les pedía lugar para dormir o comer. Y más cuando les contaba que hacía turismo en bicicleta, ahí no entendían nada (risas)".

"Generalmente, me tenía que acercar con cuidado a ellos para pedirles algo de comer, y se extrañaban mucho cuando comía lo que comían ellos. Esas fueron cientos de experiencias grandiosas. Porque creaba un vínculo muy lindo, porque te acercás de igual a igual, dormís donde ellos duermen, y comés lo que comen ellos. Incluso cuando me dijeron que lo que estaba comiendo era un animal doméstico, sin especificar. Por eso, cuando encontraba lugares así, me quedaba varios días para reponerme", comentó. Y aclaró: "Por suerte me dijeron antes, que siempre es importante hablar primero con el jefe de cada tribu. Si te da lugar, después no hay ningún problema con nadie, pero primero tenés que saber con quién hablar".

"Todo el viaje, la propuesta fue ser feliz con lo que estaba haciendo. Y siento que lo logré", subrayó Giorgio, quien comentó que "cuando hubo momentos duros, como las enfermedades, o cuando me enteraba que pasaba algo malo en Rosario, hablaba hacia adentro y siempre supe que tenía que seguir viaje".

En su tramo de agradecimientos, el rosarino apuntó emocionado que "en tres años fueron miles de personas que me ayudaron. A todos ellos, gracias. También quiero agradecer a Ferrazán Bicletas, Alforjas Sudamérica, Bike House y a todos mis seres queridos". Para finalizar, Giorgio señaló a manera de mensaje: "Cumplan sus sueños, y abracen lo que aman. El amor es el motor de todo".

Ahora, en su merecido descanso en Rosario, Favio está preparando la próxima etapa de la vuelta al mundo en bicicleta que incluirá la fase de Europa y Asia. Para Giorgio, que también tiene preparados videos didácticos y charlas para dar, es importante que quien pueda colaborar con esta travesía pueda contactarse al WhatsApp 341-3- 154279 o a https://www.facebook.com/SuenosAPedal.

"Al principio te miran un poco raro porque piensan que todos los blancos son millonarios y católicos"

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario