La ciudad

Fiestas de fin de año: cómo cuidar a las mascotas de los efectos de la pirotecnia

A pesar de estar prohibida en la ciudad de Rosario y de los controles, el uso de pirotecnia causa estragos entre los animales domésticos .

Sábado 19 de Diciembre de 2020

Así como las autoridades sanitarias brindaron una serie de recomendaciones para prevenir los contagios de coronavirus en las próximas fiestas de Navidad y Año Nuevo, el Instituto Municipal de Sanidad Animal (Imusa), brindó una serie de consejos para cuidar a las mascotas, aún cuando en la ciudad el uso de pirotecnia está prohibido.

Sin embargo, como ya quedó demostrado en cada celebración de Navidad y Año Nuevo los fuegos artificiales siempre se hacen presentes más allá de las intensas y sostenidas campañas que se hacen desde la Municipalidad para perseguir y aplicar multas a quienes propicien su uso.

Ante esa posibilidad, y bajo el lema de la campaña Navidad en Familia –que promueve la adopción permanente de perros y gatos durante todo el año- el Imusa brindó una serie de recomendaciones relacionados con la pirotecnia y su afectación sobre las mascotas.

Principales recomendaciones

* Evitar el uso de elementos pirotécnicos: aplicable en caso de poseer un animal proclive a padecer ataques nerviosos a causa de los ruidos provocados por la detonación de explosivos.

*No dejar solos a los animales: sobre todo en noches donde la pirotecnia es utilizada durante varias horas.

* Suministrarles sedantes: si el animal se va a quedar en soledad, recurrir a un veterinario que le suministre un sedante en gotas, que será administrado bajo estrictas precisiones del profesional durante la mañana y una 2º dosis 1 hora antes de abandonar la casa, para poder advertir cómo opera la droga en la mascota.

* Tapar con algodón sus los oídos: con la ayuda de una gota de vaselina para que no se lastimen.

* Dejar prendidos el televisor o la radio: los sonidos aplacarán los ruidos del exterior y la fuerza de las vibraciones. Así, se ayudará al animal a permanecer más tranquilo.

* Dejarlos en lugares pequeños libres de elementos: hay que tener en cuenta que al escuchar los ruidos los animales puede comenzar a moverse con rapidez y lastimarse.

*Si el dueño va a permanecer en casa: se aconseja observar al perro o al gato cuando comienzan los mayores ruidos y si se advierte que el animal se pone nervioso, llevarlo a un lugar más alejado, donde pueda sentirse seguro. Si la mascota elige esconderse, hay que respetar su conducta.

* No dejarlos cerca de balcones: Es importante que los animales no tengan acceso a estos lugares ya que en un estado de alteración pueden arrojarse al vacío.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS