La ciudad

Fein presentó a los vecinos del Saladillo el plan para transformarlo

La intendenta Mónica Fein se reunió ayer en la vecinal Saladillo junto a un grupo de residentes del barrio, para contarles en persona el proyecto de transformación urbana que fue presentado ante organismos multilaterales de crédito.

Viernes 16 de Marzo de 2018

La intendenta Mónica Fein se reunió ayer en la vecinal Saladillo junto a un grupo de residentes del barrio, para contarles en persona el proyecto de transformación urbana que fue presentado ante organismos multilaterales de crédito. La iniciativa espera el aval del Concejo y la aprobación de Nación, para que la ciudad pueda acceder a los recursos que necesita para llevar adelante esta reconversión integral.

"Vinimos a contarles a los vecinos cuál es el plan para el barrio, y al mismo tiempo pedirles que nos acompañen en el reclamo que le estamos haciendo al gobierno nacional, para que le permitan a la ciudad obtener los fondos para esta obra, y que con una visión más federal no dejen esta posibilidad sólo para Capital y su primer cordón. Toda participación ciudadana es importante y nos llena de energía para luchar por lo que una ciudad como Rosario merece", destacó Fein.

"Me pareció extraordinario lo de hoy (por ayer), todos los vecinos apoyando a la intendenta porque necesitamos el crédito y el barrio merece las obras", destacó por su parte Aldo Catraro, presidente de la vecinal Saladillo Sud Este de Fonseca al 5600, quien reunió a los vecinos para la reunión.

"Me pareció buenísima su visita. Estoy contenta y agradecida. La intendenta no prometió nada, vino a escuchar a los vecinos y a explicarnos el proyecto. Tiene todo nuestro apoyo", resaltó Claudia Cáceres, vecina y referente social del barrio.

El proyecto de reconversión socioambiental y urbana en la desembocadura del arroyo Saladillo fue elaborado por un equipo interdisciplinario, compuesto por profesionales de diversas áreas del gobierno local.

La iniciativa, que fue presentada el año pasado para su aprobación en el Concejo, señalaba que el plazo previsto de ejecución es de 36 meses, contado a partir de la aprobación del proyecto por parte del organismo internacional financiador. El presupuesto total supera los 50 millones de dólares.

Los beneficiarios directos de las intervenciones previstas son los habitantes de los Bajos del Arroyo Saladillo (1.500 personas) y los habitantes de los barrios adyacentes (6.000 personas).Indirectamente, y por el impacto del proyecto, se beneficiarán los habitantes del distrito Sur de la ciudad de Rosario: 151.776 (año 2015) y los habitantes de la ciudad de Villa Gobernador Gálvez (100.000 habitantes).

El proyecto elimina el problema de la evacuación de familias ante la crecida del Paraná, en el único punto de la ciudad con necesidad, a partir de la relocalización de 339 familias que ocupan el sector con mayor riesgo de inundación, construyendo viviendas resilientes frente a posibles crecidas.

Además, mejora en las condiciones de habitabilidad de 143 viviendas de familias del Bajo del Arroyo Saladillo que no serán relocalizadas, con el fin de mejorar el confort térmico y la calidad de vida de sus ocupantes, mediante la inclusión de energías limpias y acondicionamiento mediante soluciones simples de arquitectura bioclimática.

También potencia el entorno urbano y ambiental de los barrios adyacentes a la desembocadura del arroyo Saladillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario