La ciudad

Exigen que se coloquen alarmas comunitarias en el centro

Los comerciantes solicitarán una audiencia con la comisión de Seguridad del Concejo e ingresarán un expediente con el pedido.

Miércoles 28 de Agosto de 2019

Así como el municipio colocó alarmas comunitarias en algunos barrios de la ciudad, los comerciantes quieren que también lo haga en la zona céntrica. Cansados de la cantidad de robos por parte de mecheras y punguistas, los dueños de los locales reclaman medidas. Una de ellas es la implementación de un sistema que permita disuadir el delito.

Esta semana, los comerciantes, agrupados en la Asociación Casco Histórico, presentarán un pedido formal al Concejo para reclamar que se coloquen las alarmas comunitarias, un sistema que funciona con un pulsador, que se instala en cada local, y quien detecta la presencia de mecheras o punguistas puede accionarlo para avisar a los demás.

La idea sería comenzar por la esquina de Sarmiento y Córdoba, como "prueba piloto", y si funciona, extenderla a toda la zona céntrica comprendida por las calles Italia, Tucumán, Buenos Aires y Mendoza.

De esta manera, se intentaría disuadir a motochorros, mecheras, punguistas y arrebatadores.

Según el titular de Casco Histórico, Fabio Acosta, "se está pidiendo la colocación de alarmas comunitarias en esta zona porque es donde más robos y arrebatos se registran".

"Buscamos provocar un efecto emocional en la comunidad, para que los transeúntes se sientan más seguros al circular o trabajar por la zona donde se coloquen los dispositivos, y que también sirvan como herramienta concreta de prevención del delito", abundó Acosta.

Antecedentes

Hasta el momento, hay una cuadra del centro (San Martín al 1000) donde está funcionando el sistema de alarma comunitaria. Comerciantes instalados frente al Centro Cultural Roberto Fontanarrosa ya la utilizan el sistema hace dos años (ver aparte).

Además, la Municipalidad ya instaló el sistema, en forma gratuita, en los barrios Luis Agote, Unión y Azcuénaga. Así, unas 800 familias cuentan con dispositivos disuasorios.

En estos barrios, el sistema posee paneles de alarmas que reciben señales originadas por pulsadores inalámbricos que se encuentren dentro de la zona de cobertura. Su activación enciende un reflector led o una sirena. Si lo desea, el usuario puede activar sólo el reflector led, que enciende una luz de alta potencia y bajo consumo eléctrico, a los fines de generar una acción disuasoria o de aviso visual.

También podrá activar la sirena, que genera una señal sonora audible, alertando de manera inmediata a vecinos circundantes.

Para que el sistema funcione adecuadamente, los vecinos deben estar comprometidos y comunicados entre ellos, de manera que se puedan avisar de las distintas situaciones que enfrenten.

El sistema de alarmas comunitarias no reemplaza a la policía. "Junto con las alarmas solicitaremos que la policía no relaje su presencia y los controles para que funcione en conjunto, como dispositivo integral de prevención del delito", aseguró Acosta, en diálogo con La Capital antes de presentar el pedido al Concejo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario