La ciudad

El oficialismo renovó críticas al gobierno nacional

La concejala socialista Verónica Irizar salió ayer al cruce de las críticas de su par de Cambiemos, Renata Ghilotti, a raíz de las dilaciones en la implementación del nuevo sistema de transporte.

Jueves 04 de Enero de 2018

La concejala socialista Verónica Irizar salió ayer al cruce de las críticas de su par de Cambiemos, Renata Ghilotti, a raíz de las dilaciones en la implementación del nuevo sistema de transporte. Dijo que el mismo se pondrá en marcha de manera "gradual" y apuntó a la falta de respuestas del gobierno nacional en el tema subsidios y homologación de la tarjeta Sube como los principales escollos que han demorado la puesta en marcha del nuevo esquema.

"Me extrañan las críticas de la concejala Ghilotti, ya que ella integra la comisión de Servicios Públicos y el Ente de la Movilidad y conoce los números del sistema y las gestiones que se hicieron ante el gobierno nacional para poder llevar adelante esta licitación", destacó Irizar.

En tal sentido, puntualizó que "hoy estamos ante un esquema de subsidios nacionales al transporte completamente inequitativo, que hace que en Rosario tengamos 61 colectivos, 233 choferes y 461 mil kilómetros recorridos sin ningún tipo de subsidio nacional; todos gastos que absorbe el municipio de Rosario".

Irizar explicó que "a raíz del crecimiento de la ciudad y las justas demandas de los vecinos, la Municipalidad implementó mayores enlaces como la ronda del sur, la línea que llega hasta el aeropuerto y la que va hasta Ibarlucea. Esto implica colocar mayores colectivos que Nación no subsidia", apuntó.

Es más, dijo que el nuevo sistema prevé la incorporación de 118 colectivos nuevos "que aún no se tiene la certeza si el gobierno nacional va a subsidiar. Hemos hecho muchas gestiones y sin embargo no hemos tenido respuestas", aseguró.

Irizar subrayó además que "tampoco se sabe en qué porcentaje se va a subsidiar el aumento de salarios que los choferes pacten en la nueva paritaria y no se ha logrado que se homologue el uso de la tarjeta Sube en Rosario. Este último punto es vital, porque el 55 por ciento de cada pasaje que se cancela con la Sube lo subsidia el Estado nacional", explicó.

La tarjeta Sube es utilizada por todos los ciudadanos que cobran beneficios de la Ansés, como las madres que perciben la Asignación Universal por Hijo, jubilados y veteranos de Malvinas, entre otros. "En otras ciudades los pasajes de estas personas son subsidiados por Nación y en Rosario no", se quejó.

Si bien admitió que la tarifa actual del pasaje está desbalanceada y en marzo podría retocarse (el estudio de costos en octubre dio 15,12 pesos), les pidió a los ediles de Cambiemos que "se pongan del lado de la ciudad y la acompañen en el reclamo por más subsidios nacionales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario