La ciudad

El dueño del bar La Favrika pide "ponerle un freno a los tarifazos porque si no muchos van camino a cerrar"

Se trata del bar ubicado en Tucumán al 1800, que funciona desde 2001 con una amplia agenda cultural. Uno de los socios, Héctor Dipietro, recibió la última boleta de la luz de 66 mil pesos.

Miércoles 18 de Abril de 2018

"Si esto no cambia, vamos camino a cerrar, no nos dan alternativa..." La queja, reflejada en una voz que denota un gran enojo, pertenece a Héctor Dipietro, uno de los titulares del tradicional restobar La Favrika, de Tucumán al 1800, quien debe afrontar el pago de una boleta de la EPE de casi 66 mil pesos mientras acaba de realizar un plan de pago a 12 meses con la del bimestre anterior, que superó los 30 mil pesos.

En diálogo con La Capital, Dipietro se refirió a los graves problemas que deben enfrentar por la fuerte suba de los servicios y al referirse a las boletas de la Empresa Provincial de la Energía comentó que "el bimestre pasado recibimos una boleta de unos 30 mil pesos por lo que debimos hacer un plan de pagos a 12 meses. pero los punitorios son superiores a la inflación. Ahora nos llegó una que ronda los 66 mil pesos. ¿Qué quieren que haga? Es impagable para nosotros, no puedo estar haciendo planes de pagos sobre planes de pagos".

favrika.jpg
Tras contar que La Favrika comenzó a funcionar en 2001 -él junto a su socio Marcelo se hicieron cargo en 2009-, uno de los titulares del restobar comentó que los viernes y sábados presenta espectáculos musicales y que viene mucha gente. "Siempre se llena los fines de semana y durante la semana se trabaja bien. Muchísima gente del ambiente de la música quiere tocar aquí. Pero no podemos trabajar y que nos vaya bien para terminar pagando impuestos y servicios solamente. Tenemos 15 empleados en la actualidad y estamos muy preocupados".
favrikon.jpg

Dipietro dijo no entender "cómo no existen tarifas para comercios. Y eso que tengo muy en cuenta que la tarifa es altísima, exorbitante, para un usuario domiciliario común. Hay responsabilidades tanto del gobierno nacional como del provincial".
>> Leer más: Piden que los aumentos tarifas tengan como tope los acuerdos paritarios
Preocupado y angustiado por la situación, el dueño de La Favrika dijo que "uno apostó a un negocio para algo. Me parece que es hora de, entre todos, hacer algo para frenar esto. Este gobierno no va a cambiar de política. Así, a la corta o a la larga vamos a tener que cerrar. No es nuestra intención, pero tampoco dan muchas alternativas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario