La ciudad

El cierre de Falabella y el destino de una emblemática e influyente esquina

El diputado Oscar Martínez propuso declarar de utilidad pública el edificio de Córdoba y Sarmiento.

Martes 27 de Abril de 2021

Un proyecto presentado en Diputados propuso declarar de utilidad pública el edificio en la tradicional esquina de Córdoba y Sarmiento que todavía ocupa la firma Falabella, próxima a retirar sus operaciones en el país. Para conocer los detalles, La Capital dialogó con el diputado del Frente Renovador-PJ Oscar Martínez, autor de la iniciativa.

El proyecto de ley presentado por Martínez tiene la finalidad de que “en caso de no lograr encontrar un destino comercial y a los fines de evitar su cierre definitivo” se ponga en valor el edificio a través de un plan estratégico que contempla varias posibilidades. Una es la explotación exclusivamente comercial, otra posibilidad plantea la explotación comercial en forma combinada con su utilización con fines culturales, pudiendo a través de la autoridad de aplicación articular el sector público con el privado.

Por ahora hay incertidumbre acerca su destino pero varias propuestas han sido puestas sobre la mesa en los últimos días. Una de ellas es la del diputado Oscar Martínez a quien le consultamos acerca de los motivos de la presentación del proyecto que ingresó en la última sesión de Diputados. “Hemos planteado la posibilidad de la declaración de utilidad pública de un inmueble tan representativo y tan importante desde el punto de vista arquitectónico y comercial para Rosario, incluido para todos y cada uno de los comercios que forman parte de la peatonal, porque sabemos las dificultades que está teniendo la actividad en general en un contexto donde en los últimos meses debido sobre todo a la emergencia sanitaria desatada por el Covid-19 se han reducido hasta un cuarenta por ciento las ventas. Nuestra intención es la establecer una alternativa en el caso de que el mercado no pueda absorber rápidamente la restauración de la actividad económica en este lugar icónico de la ciudad, y que la actividad comercial no logre brindar una alternativa a los propietarios del inmueble, obviamente también para recuperar las fuentes de trabajo que a partir del cierre de Falabella se pierden”.

“En ese contexto y siempre pensando en que esto se haga en el marco de un acuerdo con los actuales propietarios, pensamos que la Provincia en coordinación con la Municipalidad de Rosario puedan brindarle una alternativa al comercio para garantizar que este lugar tan simbólico de la ciudad no deje de funcionar. Esto impactaría no solo sobre el comercio sino sobre la ciudad toda, a través de lo que podría ser una adquisición o un alquiler o concesión del inmueble por una cantidad determinada de tiempo en el que se pueda convocar a la actividad privada, especialmente a aquellas vinculadas a Rosario a que planteen una alternativa que pueda incluir incluso la utilización de algunos espacios dentro de este edificio para destinos de carácter educativo y cultural y en función de la elección de la mejor iniciativa”, agregó Martínez.

El modelo cordobés

En este sentido aseveró que mantuvo charlas "con el intendente, Pablo Javkin; con el ministro Roberto Sukerman y con el titular de Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, sobre esta posibilidad. Ojalá la familia García —propietaria del inmueble— pueda encontrar un rápido destino al mismo, pero consideramos que esta alternativa que proponemos puede ser también una opción en el caso que no se logre otra solución. Esto es incorporando de parte del Estado provincial los recursos necesarios para que con la concurrencia de la actividad privada y eventualmente actividades culturales se pueda garantizar efectivamente que este lugar tan importante pueda volver a funcionar en el menor tiempo posible. En ese marco un antecedente exitoso de una experiencia de este tipo se ha dado en la provincia de Córdoba, con el actual paseo de compras Patio Olmos, que antiguamente era la penitenciaría para mujeres del Buen Pastor. En aquella experiencia habiéndose cerrado la penitenciaría, ubicada en un lugar céntrico y emblemático de la ciudad, fue decisión del gobierno provincial encabezado por José Manuel de la Sota la que llevó en el año 2001 a comprar ese inmueble a la Orden Nuestra Señora de la Caridad del Buen Pastor. A partir de allí se iniciaron una serie de obras y puesta en valor que culminaron con su inauguración en el año 2007. Hoy, el Patio Olmos es un lugar emblemático de la ciudad de Córdoba, fruto de la articulación público-privada, del cual disfrutan miles de cordobeses y de turistas, generando un polo de atracción, revalorizando la zona histórica en la que está emplazado y siendo fuente de empleo para cientos de personas”.

Para finalizar, destacó que “la actividad económica no es incompatible con las actividades culturales, ni la cultura enemiga de la actividad económica, pero también debemos decir que sostenemos con énfasis que adherimos a tomar como ejemplo el modelo cordobés, y que la provincia de Santa Fe toma conciencia de la situación de gravedad para una ciudad como Rosario y la envergadura de lo que ha sucedido con el cierre de esta empresa. La verdad es que no podemos imaginar la peatonal de Rosario sin La Favorita y esta situación no solo es importante para el sostenimiento del inmueble sino para mantener vivo un motor importante del comercio en la peatonal Córdoba, en toda la ciudad de Rosario y por tanto importante para la provincia”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario