La ciudad

El arzobispo Martín se suma a la evangelización digital

Predica desde Twitter, graba en Youtube y abraza con pasión las nuevas tecnologías. Eso sí, admite que aún no tiene Instagram

Domingo 11 de Marzo de 2018

Casi se podría decir que la Iglesia no tiene otra misión desde la noche de los tiempos, que dar mensajes. Desde las tablas de Moisés hasta la virtualidad de las redes sociales, pasó tanto tiempo y formato como vida. En algunos templos el púlpito es sólo el recuerdo de un tiempo en que se comunicaba con una distancia más que connotada. En el medio, radio, televisión y prensa escrita fueron horizontalizando el tema. Hoy la necesidad es estar, virtualmente, cara a cara en el lugar donde está la gente: el mundo virtual.

Así, desde que los botones enviar, compartir y publicar demostraron al mundo su eficacia, la Iglesia Católica percibió la novedad de un continente digital capaz de multiplicar mensajes como panes y no dudó. Instantáneos, sin fronteras y hasta virales, los textos que suben a las redes sociales, versionan la evangélica recomendación dos mil años después: ir por todo el mundo y enseñar. Rosario no es la excepción y desde @eduardoe_martin, la máxima autoridad del Arzobispado, Eduardo Eliseo Martin, comunica, opina y catequiza.

"Los #Obispos reunidos en la Comisión Permanente manifestaron su preocupación por la delicada situación social que atraviesa el país y por el número creciente de #despidos", posteó el arzobispo el 9 de marzo. Su cuenta en la red social Twitter tiene un link episcopado.org/contenidos, con el informe de prensa de la reunión en la que participó del 6 al 7 de la misma semana.

Embed

Fue uno de los tres encuentros anuales de la Conferencia Episcopal Argentina, cuyas definiciones no pasan desapercibidas y se convierten en titulares en cuestión de minutos. "También hablamos de una urgente asistencia a las más de 16 mil familias afectadas por las inundaciones en el norte", explica a La Capital, tablet en mano, el arzobispo.

Al iniciar el cónclave, desde su cuenta había pedido "una oración por los obispos que participamos de la Reunión de la Comisión permanente". Así, en sólo dos días, las redes sociales dieron cuenta de la agenda picante de los obispos, en la que no faltó el aborto: cosecharon me gusta, retwitteos y comentarios.

Embed

Nuevas tecnologías

¿Hay una evangelización digital en marcha? Diez días atrás, el arzobispo publicó en twitter "Te invito a rezar por tus vecinos. Que el Señor les conceda las gracias que necesitan". Un poco más atrás escribió en la misma red, "Recordá que Rosario, siempre estuvo cerca y sigue estando cerca" invitando a la edición anual del Encuentro Nacional de Juventud, y esta vez agregó un hashtag #ENJ2018 #Rosario #ConVosRenovamoslaHistoria.

"Ayudá a alguien que lo necesite. ¡Que sólo Dios sepa de tu generosidad!", twitteó en la última semana de febrero, junto a "El amor al prójimo se manifiesta en acciones concretas, no en fórmulas rebuscadas".

¿Sólo aplicación de nuevas herramientas tecnológicas? Daría la sensación que algo más. Que perciben al mundo virtual como un lugar donde sembrar, lo mismo que vienen haciendo desde aquella famosa recomendación evangélica.

"Cada día hay que poner el GPS hacia el camino de la conversión para dirigir el rumbo de la vida hacia Dios", escribió un mes atrás y alguien respondió, creando un momento común, una común unión. Una eficacia que, para la Iglesia, va más allá de lo instrumental.

Sin reemplazo

"Tener una presencia en las redes no reemplaza el encuentro mirándonos los rostros, el cristianismo es una invitación a venir y ver. En comunidades cristianas, centros de recuperación de adictos y hospitales, entre otros lugares, los cristianos pueden hacer ver a Cristo", enfatizó el arzobispo.

"Hoy los púlpitos son las redes, que se abren y no sabemos hasta dónde pueden llegar, abriendo la posibilidad del diálogo con el ida y vuelta, se puede interactuar, con los riesgos que traen los comentarios anónimos que pueden usar la descalificación o el insulto", comentó. Y no pasó por alto una reciente advertencia del Papa Francisco sobre las noticias falsas (fake news).

Esfuerzo de síntesis, un lenguaje que mejora a medida que se practica y que incluye hasta la gestualidad, son las cuestiones que "voy aprendiendo, incorporando y al final sale lo que uno es", dice Martín sobre el mensaje que da en las redes: un hecho que sigue presente y que a través de la historia, siempre buscó cauces más allá de las paredes del templo, por ejemplo el arte.

"Me falta Instagram, ahí no estoy", dice riendo monseñor Martín y deja su último twitt: "¡Llená la batería de tu vida con la oración a nuestro Padre Dios!". Mensaje universal si los hay, como el mismo dice, más allá de sus fieles.

Embed

Mensajes para los fieles por el canal exclusivo de Youtube

"También mis mensajes están en Youtube", muestra el arzobispo Eduardo Martin en una sala austera y confortable, con la imagen del Papa Francisco. Busca en la tablet, eleva el volumen y muestra.

"No nos oponemos al aborto por una cuestión dogmática o religiosa, eso se lo puedo decir a los fieles católicos, sino buscando razones objetivas, como por ejemplo el ADN, uno de los fundamentos que dio el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, que es agnóstico, ni de derecha ni retrógrado. El ADN existe desde el primer momento, es único y es el que tendrá aún cien años después de muerto. El ser humano es desde el primer momento; y no es algo, es alguien", destaca desde la nota que muestra en Youtube.

Pero marcar posiciones no es lo único. También utiliza youtube para la secuenciar la catequesis con mensajes semanales de tres minutos bajo el título Huellas: La palabra del pastor. El mismo canal utiliza para dar mensajes ad hoc, como el inicio de clases o cuaresma. La página web del arzobispado reproduce los videos. Y fundamenta: el cristianismo es la comunicación de Dios al hombre a través de Jesucristo, que es Dios y hombre.

"Para nosotros el mensaje es una persona, el contenido y el mensaje coinciden, es la persona de Jesús, es una invitación a adherir a su persona, que es la plenitud de la comunicación de Dios al hombre", dice Martín, que también preside la Comisión Episcopal Educación Católica. Y agrega que la Iglesia no tiene otro papel que ser el instrumento de esa comunicación, a través de gestos y palabras. ¿Cómo comunica hoy el Papa Francisco? Interroga Martín. Y responde con gestos, va a los distintos lugares del mundo y allí con la palabra. Claro que además utiliza las redes sociales a diario con más de 16 millones de seguidores en @Pontifex_es.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario