La ciudad

Duros cruces entre Fein y López Molina por los trapitos en la ex Rural

El edil advirtió que "no está permitido cobrar en ese predio". Y la intendenta le reclamó al Concejo que se ponga "a la altura de las circunstancias".

Sábado 25 de Agosto de 2018

La indeterminación alrededor de la problemática de los cuidacoches en Rosario tuvo ayer una jornada de duros cruces entre el concejal Roy López Molina y la intendenta Mónica Fein. El edil de Cambiemos, autor de un pedido de informes para saber por qué se autorizó el cobro de 100 pesos con el sello del Hospital Alberdi para estacionar frente a la ex Rural los días que se presenta el espectáculo "Séptimo día" del Cirque Du Soleil, sostuvo que ese cobro "es ilegal porque la Intendencia no está facultada para fijar la tarifa". Mientras que la mandataria remarcó que los trapitos que trabajan en ese predio "están encuadrados dentro de un marco legal", y le pidió al Concejo que se ponga "a la altura de las circunstancias".

Este contrapunto entre dos figuras fuertes de la arena política local puso otra vez al descubierto la necesidad de tomar decisiones sobre la situación de los cuidacoches en la ciudad. López Molina remarcó que "es una cuestión de competencia, de quien puede hacer cada cosa. Hoy, la intendenta no está autorizada, por sí sola, de manera discrecional, a ponerle un precio al estacionamiento en una calle de la ciudad y hacerlo obligatorio. Y eso fue lo que ocurrió". Y advirtió: "Debe pasar por el Concejo".

El edil macrista explicó que el pedido de informes que presentó en el Palacio Vasallo "se fundamentó en varias denuncias de vecinos que aportaron fotos del bono obligatorio, a nombre del hospital y con el logo de la Municipalidad. Los ciudadanos preguntaban si era legal tener que pagar cien pesos en las calles alrdedor de la ex Rural para dejar el auto".

"Cuando investigamos si el Concejo la había aprobado, como lo hizo en su momento con la Feria de las Colectividades o en la Rambla Catalunya, que haya un monto determinado para dejar el auto, nos encontramos con que no existe ninguna ordenanza que habilite a la intendenta a decidir que en ese sector, en determinados horarios, haya que pagar para dejar los autos", resaltó López Molina.

La respuesta

Por su parte, la intendenta Fein comentó que "en este caso, los cuidacoches pueden trabajar dentro del marco legal que tenemos, pero siempre estamos dispuestos a mejorar. No es momento, por la situación económica que se vive en el país, de pelearnos por un evento, por un espacio público, sino para conversar y ponernos de acuerdo cómo mejorar".

La mandataria contó que el cobro de un bono contribución a cambio de un lugar para estacionar "es una situación que hemos repetido en varios lugares. Y para evitar mecanismos irregulares de cuidacoches, entablamos relaciones con alguna institución que tiene experiencia. Ese es el camino. En el Concejo hay proyectos en ese sentido".

Fein reconoció la profundidad de esta problemática urbana. "El tema de los cuidacoches es muy difícil y complejo. Ninguna ciudad lo pudo resolver bien porque tiene muchas aristas. Queremos evitar las extorsiones que sufren muchos automovilistas en lugares donde hay espectáculos. Y toda acción que nos permita mejorar, la vamos a hacer", confió.

Consultada sobre las declaraciones de López Molina, la intendenta apuntó que "si el concejal tiene idea de que algo se puede hacer mejor, que lo proponga. Dejemos de pelearnos por cosas menores. Los argentinos la están pasando realmente muy mal. Es necesario que nuestro Concejo se ponga a altura de las circunstancias, y en lugar de hacer debates prolongados por un tema menor, pensemos juntos cómo salimos adelante en un momento difícil para la ciudad también".

Sin resolución

Ante este planteo de la intendenta, el concejal López Molina retrucó con énfasis: "Lo que Fein llama un tema menor, afecta de forma determinante y cotidiana al vecino, quien paga las consecuencias de problemas que hace años la Municipalidad no puede resolver". Y también le recordó a la intendenta que "debido a nuestra preocupación por el tema cuidacoches, hemos presentado diferentes propuestas, como mi proyecto ingresado mediante el expediente Nº 242528".

"Si seguimos considerando los incumplimientos de ordenanzas como problemas menores, las mafias de la ciudad van a seguir operando con total impunidad", finalizó López Molina.

Hay unos 850 cuidacoches en 500 calles de la ciudad

Según este relevamiento desarrollado por la ONG Sinergia Ciudadana, hay 850 cuidacoches que realizan sus actividades en unas 500 calles de Rosario. Así se lo confirmó anoche a este diario, Damián García, referente de esa organización, quien remarcó además que "es un estimado que se relevó en las calles, ya que no hay ninguna información oficial en la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Municipalidad".

Ese informe destaca que esas 500 calles están distribuidas principalmente en el área central, más los centros comerciales como San Martín, Alberdi, Fisherton, y el borde costero. Además detectaron la presencia de uno o más cuidacoches por cuadra. Y expone que "un trapito puede llegar a obtener hasta 25 mil pesos por mes, considerando 100 pesos por hora promedio".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario