La Ciudad

Crecen los casos de chicos heridos en balaceras en los barrios de Rosario

El de la nena de 12 años que recibió el martes un tiro en el abdomen en el barrio Tablada, cuando estaba junto a su mamá, es el tercer hecho del mes. El año pasado cerró con 25 niños víctimas de tiroteos.

Miércoles 20 de Enero de 2021

Pesadilla de una noche de verano: una nena de 12 años que estaba al lado de su mamá recibió un balazo cuando delincuentes abrieron fuego de manera intempestiva contra el frente de una vivienda de Ayacucho y Centeno, uno de los puntos calientes del barrio Tablada, al sudeste de la ciudad. Lejos de tratarse de un episodio aislado, el de este martes se convirtió en el tercer hecho de similares características que involucra a menores de edad en lo que va del mes en Rosario. Sólo en 20 días se llegó a la misma cifra registrada en todo el mes de enero de 2020, según las estadísticas oficiales del Hospital de Niños Víctor J. Vilela.

De acuerdo a esos reportes, suministrados por la Secretaría de Salud Pública de la Municipalidad, fueron 25 en total los chicos atendidos de urgencia en el Vilela en 2020 por heridas de armas de fuego; uno de los cuales murió. Estos números evidencian un incremento con respecto a 2019, cuando en el mismo efector se contabilizaron 21 casos, sin ningún fallecimiento.

El hecho dramático de esta semana ocurrió alrededor de las 22 de la calurosa noche del martes, cuando una nena de 12 años se encontraba junto a su madre en la esquina de Ayacucho y Centeno, a pocas cuadras de la comisaría 15ª (que ahora interviene en la investigación de la balacera bajo las órdenes del fiscal Mariano Ríos).

De acuerdo a los primeros indicios y en una escena casi calcada de otros tiroteos, un grupo de delincuentes pasó por el lugar y efectuó varios disparos, uno de los cuales impactó en el tórax de la niña. De inmediato, fue trasladada al hospital Roque Sáenz Peña y de allí derivada al Vilela, a propósito de la gravedad del cuadro y por su edad. En el efector fue operada de urgencia y se recupera en la Unidad de Terapia Intensiva, acompañada de su familia y a la espera de pasar a una sala común.

La directora del hospital, Viviana Esquivel, detalló en declaraciones a La Capital: “La nena está bien, estable, después de una cirugía abdominal. Presentó una laceración hepática pero se pudo controlar la lesión”. La víctima había sufrido una herida penetrante con orificio de entrada y salida a nivel lumbar.

>> Leer más: Cómo es el regreso al barrio de los chicos que dejan el hospital tras ser heridos en balaceras

El fiscal Ríos, que se encontraba en turno en la Unidad Fiscal de Flagrancia del Ministerio Público de la Acusación, ordenó que se constituyera el gabinete criminalístico en el escenario de la balacera, así como el relevamiento de la zona y la toma de testimonios a familiares y vecinos de las inmediaciones. En rigor se trata de un punto emblemático del barrio Tablada, permanentemente citado en las crónicas policiales. De hecho en la edición de La Capital de este lunes se mencionó la intersección conocida como “La U” como una de las zonas en la que se cometieron 19 asesinatos en siete años.

Los tres hechos que involucraron a menores de edad durante 2021 tuvieron en común que ocurrieron en el extremo sur de la ciudad, ya que al de antenoche se suman los sucedidos en los barrios La Lata, donde el 1º de enero fue víctima un nene de nueve años en Garay al 1500; y Tío Rolo, con una adolescente de 13 que terminó con un balazo en el abdomen mientras cenaba junto a su familia. En ese episodio, que data del 4 de enero, fue apuntada una vivienda de Calle 2106 al 7000, al sudoeste de Rosario.

La ola de violencia que deja a los niños en la línea de fuego, ya sea porque quedan en el medio de balaceras o por los disparos intencionales contra frentes de viviendas donde habitan o en las que se encuentran circunstancialmente, tiene un reflejo en las estadísticas del Hospital Vilela. El año pasado fueron atendidos allí 25 casos de heridos por arma de fuego, de los cuales 24 quedaron internados y tres pasaron por la Unidad de Terapia Intensiva. Estas cifras representan un 19 por ciento de incremento con respecto a las de 2019. El peor mes de 2020 fue diciembre, con seis niños internados y un bebé de ocho meses fallecido tras ser alcanzado por una bala en la cabeza cuando estaba en brazos de su madre en el barrio Godoy, de zona oeste.

Este año fueron atendidos cuatro chicos heridos en episodios violentos: uno con arma blanca y tres por balas de plomo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS