Pandemia

Coronavirus: si hay colapso, prevén transformar los quirófanos en áreas críticas

El plan de contingencia ya está previsto por la provincia y sumaría 30 camas. "Está en carpeta, pero aún no es necesario", dijeron desde el Ministerio de Salud de la provincia

Sábado 03 de Octubre de 2020

Cuando la ocupación de las camas críticas de la ciudad comenzó a pisar el ciento por ciento, la provincia tomó la decisión, hace ya más de 15 días, de suspender todas las cirugías programadas en los efectores de salud, con el fin dejar liberadas las camas que se utilizan para los posquirúrgicos. Ahora, con el sistema bajo la máxima presión, pero aún respondiendo, el responsable del Tercer Nivel del Ministerio de Salud, Rodrigo Mediavilla, aseguró que, en caso de ser necesario, “hay un plan B” para que la ciudad pueda sumar entre 20 y 30 camas de cuidados intensivos. Se trata de la instalación de plazas con asistencia respiratoria en los quirófanos de los centros de salud, un paso que, si bien el funcionario aclaró que “aún no es necesario”, sí aseguró “está listo para se haga en caso de ser necesario”.

Mediavilla indicó una y otra vez que “se trata de un plan de contingencia a la contingencia”, y que depende de la dinámica del llamado de “giro de cama” que cambia hora tras hora.

“Hoy, con un 95 por ciento de ocupación, estamos mejor que ayer con el 97 por ciento, pero también hay que decir que los policlínicos del Pami están al 97 por ciento y, en caso de saturación, hay que responder a eso, como venimos haciendo hasta ahora que el sistema responde a todos, tengan o no tengan obra social”, recalcó ayer.

>>Leer más: Suspenden las cirugías programadas y el sistema sanitario está casi colapsado

   Hechas las aclaraciones, el funcionario explicó que, en caso de que el nivel de saturación de la red sanitaria en la ciudad sea tal que se requieran instalar más áreas de cuidados críticos, está todo listo para transformar los quirófanos de la ciudad en unidades de terapia intensiva.

Plan B en carpeta

Esa transformación, según dijo Mediavilla, es parte de un plan de emergencia que tuvo su primer paso en la suspensión el 16 de septiembre pasado de todas las cirugías programadas en los efectores de salud, de modo tal de liberar las plazas que se ocupan como posquirúrgicas.

En tanto, la posibilidad de transformación de los quirófanos en áreas de cuidados intensivos, está prevista como la segunda etapa para dar respuesta a la emergencia, aunque no todavía ya que, por ahora, “el sistema honestamente se viene portando muy bien”, remarcó Mediavilla.

Lo cierto es que si la demanda se dispara, el plan B está listo e incluye a los quirófanos de los efectores de salud municipal como provincial.

“Cada hospital, como pueden ser el Heca o el Centenario, tienen unos cinco quirófanos. El plan de contingencia prevé dejar dos para las patologías quirúrgicas, que deberán seguir atendiéndose, desde un herido de arma de fuego o herido de arma blanca hasta una apendicitis, y los otros tres se refuncionalizarían como terapias intensivas”, detalló.

Teniendo en cuenta que cada quirófano cuenta con entre dos o tres conexiones que permiten la instalación de respiradores, el médico estimó que “se podría dar lugar a hasta tres pacientes con asistencia mecánica respiratoria en algunos casos, y en otros casos, dos con respirador y un tercero que no requiera esa asistencia”.

Lo cierto es que el Ministerio de Salud estima que, con esa reconfiguración, en caso de ser necesario, se sumarán en la ciudad entre 20 y 30 plazas de cuidados críticos para dar respuesta a la demanda.

Y agregó que “otra de las ventajas es que cada quirófano tiene su personal a cargo, una enfermera y una instrumentista, lo que, si bien no resuelve completamente la cuestión del recurso humano, que hoy por hoy es el recurso más crítico, es un alivio”.

>>Leer más: En Santa Fe ya estudian derivar pacientes a otras provincias ante un posible colapso de camas

Derivaciones sin definición

Sobre la posibilidad de trasladar pacientes fuera de la ciudad, algo que ya se había anticipado en conversaciones con autoridades sanitarias bonaerenses, Mediavilla indicó que “aún no hay nada definido”.

Si bien admitió que ésta “es una estrategia que se maneja como posibilidad”, indicó que “hubo reuniones para pensar el sistema de manera regional, pero no en forma unidireccional solo de Rosario hacia Buenos Aires; de modo que, si colapsa San Nicolás, nosotros podamos ayudar, y viceversa si el colapso se da en Rosario”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario