La ciudad

Alumnos rosarinos siguen soñando con ir al Mundial de Física

Educación nacional no firmó el convenio para que los jóvenes puedan estudiar y participar en la olimpíada que se realizará en Portugal

Domingo 29 de Abril de 2018

Los estudiantes rosarinos seleccionados para representar a la Argentina en el Mundial de Física todavía no saben si podrán participar del encuentro. La falta de respuesta del Ministerio de Educación de la Nación los mantiene afuera de esta olimpíada programada para julio próximo, en Portugal. El gobernador Miguel Lifschitz y el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Héctor Floriani, han manifestado su preocupación. Los jóvenes hablan con afecto de lo que significa estudiar ciencia y proyectarla en el desarrollo de un país (ver aparte).

Pasó una semana desde que La Capital informó que los jóvenes argentinos que llegaron a la etapa mundial de las Olimpíadas de Física no tenían asegurada la participación ni la posibilidad de prepararse para esta final. Tres de esos estudiantes son alumnos de la UNR: Juan Recoaro, de 5º año del Politécnico; Lucas Díaz e Ignacio Lembo Ferrari, de primer año de la licenciatura en física. También integra el seleccionado nacional Marcos Olivera, alumno de un colegio de Buenos Aires.

Los programas olímpicos se realizan en forma conjunta entre diferentes universidades públicas y el Ministerio de Educación de la Nación. En este caso, es la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) a través de su Facultad de Astronomía, Matemática y Física (Famaf) la que lleva adelante la de física. Para ponerla en marcha, cada año se fija un presupuesto (70 por ciento Nación, 30 por ciento las universidades) y se firma un acuerdo. Este año —casi en mayo y en pleno año académico— Nación no firmó ese convenio con la UNC. La olimpíada está detenida, no hay financiamiento asegurado.

Apenas se conoció la noticia, ex alumnos, cooperadores, sindicatos, entre muchos otros, expresaron su solidaridad y se ofrecieron para reunir los fondos necesarios.

"Si nosotros conseguimos dinero por nuestra parte se convierte en algo privado y se pierde el proyecto educativo. ¿Cómo continuarían con las actividades los chicos de los próximos años?", opina el profesor Juan Farina, jefe del departamento de física del Politécnico.

Entre los que se acercaron al profesor y los estudiantes está Lifschitz. A través de una funcionaria —contó una fuente confiable a La Capital— les expresó su apoyo y les hizo saber que están analizando un posible acuerdo con la UNC y Nación para garantizar que este programa olímpico de física continúe.

También el rector de la UNR, Héctor Floriani, dijo a este medio que estaban detrás del tema. "Soy optimista respecto del desenlace", expresó, y agregó: "Estamos muy interesados, desde siempre, en que nuestros alumnos del Politécnico participen de esas competencias, que suelen redundar en un fortalecimiento de la vocación científica".

El secretario de enseñanza media de la UNR, Claudio López, detalló que las gestiones se realizan a través de la Secretaría de Políticas Universitarias de Nación, área con la que tienen vínculo institucional.

Esta semana los jóvenes olímpicos, sus familias y docentes escribieron una carta al ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, pidiéndole que se interese en las olimpíadas y resuelva la situación. No hubo respuesta.

En un programa de TV que conduce Pablo Feldman, el diputado provincial del PRO Federico Angelini prometió muy convencido que se ocuparía personalmente de resolver la situación. Aún se desconoce si tuvo éxito su gestión.

"Igualdad de oportunidades"

La Olimpíada Argentina de Física sin dudas fomenta la educación de excelencia y despierta vocaciones.

   En los viajes internacionales que se generan en el marco de estas olimpíadas, se presentan oportunidades mayores: intentar representar académicamente al país lo mejor que se pueda, plasmar todo el esfuerzo que la comunidad educativa y uno invierten en llegar hasta estas instancias, y la posibilidad cierta y concreta de conocer estudiantes de todas partes, sus realidades y sus culturas.

   El financiamiento de estos certámenes que debe viabilizar el Ministerio de Educación de la Nación es muy importante, es una oportunidad que iguala. No importan los recursos económicos con los que se disponga. Si se cuentan con las voluntades de aprender y enseñar, se puede llegar a participar de cualquiera de las instancias propuestas.

   Es sumamente importante que el programa como éste continúen adelante, con financiamiento regular a nivel nacional, para que cualquier alumno que tenga ganas de aprender pueda participar de estas experiencias tan gratificantes.

Las olimpíadas son un igualador a nivel nacional, son una inversión a futuro.

   Un país sin ciencia y sin tecnología, en el mundo actual, en la era del conocimiento y la innovación, sin dudas no puede progresar.

Por Juan Recoaro, estudiante de 5º año del Politécnico


"Apostar a la ciencia y al plano mundial"
Las olimpíadas han sido una puerta para entrar en el mundo de las ciencias.
   Comencé a competir en segundo año sin conocer prácticamente nada y a lo largo de la secundaria participé en olimpíadas científicas a nivel nacional e internacional con muy buen rendimiento.
   La participación, los viajes y los entrenamientos me generaron pasión por las ciencias, a tal punto que hoy estudio la licenciatura en física.
   Un gobierno que apuesta al programa de olimpíadas, apuesta a la ciencia, a la educación y a mantenerse en el plano mundial.
   Sería un gran retroceso que después de 27 años de realización de las olimpíadas, se corten dejando a miles de chicos afuera sin la oportunidad de descubrir, de superarse y, por sobre todo, de aprender.
Por Ignacio Lembo Ferrari, estudiante de Licenciatura en Física UNR

"Despierta vocaciones y abre la cabeza"
Es importante que continúe el Programa de Olimpíadas por lo que significa.
   Además del aprendizaje académico, lo que más suma es el crecimiento social y cultural que te da relacionarte con chicos de todas partes del país y con vidas tan distintas entre sí. Te abre la cabeza.
   Despierta muchas veces vocaciones, somos ejemplo de eso Ignacio y yo, que estamos estudiando licenciatura en física.
Como disciplina científica, significa desarrollo, avance, progreso. Impacta en la sociedad en todos los ámbitos: en la salud, en la industria, en la tecnología.
   La financiación del ministerio al programa sirve para que la participación no se vea limitada al nivel adquisitivo y que, de cierta manera, se iguale el terreno en términos económicos.
Por Lucas Díaz, estudiante de Licenciatura en Física UNR

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario