La ciudad

A cuatro años de la última iniciativa

Miércoles 02 de Mayo de 2018

La noche rosarina se achicó en su oferta de locales, un señal que delata la poca efectividad que en la actualidad tiene la ordenanza 7.218. De 30 confiterías bailables habilitadas en 2011, hoy subsisten 22 y existen diez bares con amenización musical menos que hace un lustro.

La ordenanza 7.218 fue aprobada en el Palacio Vasallo en 1996, siendo su última modificación estructural en 2001. Hace cuatro años, los ex ediles Jorge Boasso y Diego Giuliano y los actuales Roy López Molina y Osvaldo Miatello acordaron un proyecto conjunto: dividir entre locales con o sin actividad bailable, reducciones tributarias y habilitaciones a 7 años, aumentar el factor ocupacional y, en un mismo local, pero en diferentes días, permitir la actividad de menores y mayores. Se subdividían en chicos y chicas de 14 y 15 años; y otros, para chicos y chicas de 16 y 17.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario