Información Gral

Un balneario expulsaba a los turistas que llevaban sus propias sombrillas

Es el Peralta Ramos, en la zona sur de Mar del Plata, frente al barrio Alfar. Fue clausurado por la Municipalidad por echar a la gente de un espacio de uso público.

Martes 06 de Enero de 2015

Un balneario privado de la zona sur de Mar del Plata, frente al barrio Alfar, fue clausurado por la Municipalidad de General Pueyrredón por impedir que los turistas instalaran libremente sus sombrillas y reposeras frente al mar, y echarlos de un espacio de uso público.

Se trata del balneario Peralta Ramos, que fue clausurado este domingo por inspectores de la Secretaría de Seguridad, Justicia Municipal y Control.

Una de las personas afectadas es Alejandro Lezcano, un hombre que fue a una playa con su mujer y su hija de dos años, y al describir el episodio señaló: “Me dijeron que me daban cinco minutos para sacar la sombrilla porque me la iban a retirar y tirar al agua, que no la haga difícil, que pasaría vergüenza”.

Otros testimonios de turistas hicieron referencia a haber padecido situaciones similares en el balneario.

“Nos obligaban a irnos. Ellos dicen que tienen derechos”, indicó un turista. El hombre mencionó que el año pasado tuvo los mismos problemas en Punta Mogotes.

En la misma línea se manifestó una mujer al quejarse: “Son playas privadas y no podés colocar las sombrillas delante del concesionario, según dicen ellos”.

“Queda feo para la gente que tiene más plata. No tienen ningún derecho a prohibir la playa a nadie”, agregó.

Por su parte, el defensor del pueblo de General Pueyrredón, Fernando Rizzi, sostuvo que “es impensable sostener que la playa privada llega hasta el mar”.

“Hay una franja de arena que es pública, se trate de la Bristol, La Perla, norte o sur. Las reglas son las mismas para todos”, indicó.

Rizzi explicó que “los balnearios de la zona sur son privados, a diferencia del resto que son concesionados”.

“Son tierras privadas, pero entre el balneario y el mar hay un espacio público que puede ser utilizado libremente”, dijo.

En referencia al hecho que generó la clausura del balneario, manifestó: “Fue un proceder ilegal el que tuvieron”.

“Aquí lo que pasó es se produjo un hecho que fue constatado por autoridades municipales. Hay una franja delimitada por el Código del Agua de la provincia para que la gente pueda ingresar de la gruta al mar”.

Detalló que “hay 10 servidumbres de paso que los propietarios deben tener abiertas al público para que la gente pueda bajar a la playa”.

“El balneario no puede impedir el esparcimiento de las personas en un espacio público”, señaló.

En tanto, Adrián Alveolite, secretario de Seguridad y Control municipal, explicó: “Actuamos por las permanentes denuncias de vecinos que se sienten limitados y hostilizados en el ejercicio de su derecho de estar en la playa pública”.

“Es una infracción grave y eventualmente puede constituir un delito molestar la permanencia de las personas en los espacios públicos como lo es el sector costero de playas que no son de propiedad privada”, afirmó.

El pasado fin de semana, vecinos y turistas realizaron una “sombrillada” en el balneario, que terminó con la clausura del balneario.

Una segunda “sombrillada” está prevista para el próximo sábado, a partir de las 10:00, pero en el balneario Marbella, que también tendría denuncias por impedir el libre uso del espacio público.

Por otro lado, la empresa Personal aclaró que el parador clausurado no lleva el nombre de la marca.

En un comunicado, la empresa informó: “En referencia a información errónea que está siendo publicada en distintos medios relacionada con la clausura de un balneario en Mar del Plata, desde Personal deseamos aclarar que dicho parador no lleva el nombre de nuestra marca (”Personal Beach“) como sucedió durante varias temporadas hasta el verano de 2014. Se trata del Balneario Peralta Ramos”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS