Información Gral

Tenía tanta grasa en la sangre que tapaba los equipos: lo salvaron con una sangría

La técnica usual en estos casos graves no funcionó: la sangre del paciente taponó el equipo utilizado.

Domingo 29 de Diciembre de 2019

La sangre de un hombre estaba tan llena de grasa que casi lo mata. La técnica usual en estos casos graves no funcionó: la sangre del paciente taponó el equipo utilizado para tratar su sangre sobresaturada de grasas. Los médicos recurrieron a una técnica que incluye la antigua sangría, combinada con la inyección de líquido con sales y glóbulos rojos. Así se pudo salvar al paciente. El inédito caso ocurrió en Alemania.

El paciente, un hombre de 39 años, tenía tanta grasa en su pálida y espesa sangre, que básicamente parecía leche, según cuentan los científicos, y podría haberlo matado si los médicos no hubiesen recurrido a un tratamiento antiguo: la sangría, combinada con técnicas más modernas.

El paciente se presentó en el hospital con lo que se conoce como "hipertrigliceridemia extrema". Una enfermedad caracterizada por altos niveles de triglicéridos grasos en la sangre. Normalmente, los médicos tratan esta condición con una técnica llamada plasmaféresis, la cual extrae el plasma sanguíneo del cuerpo, remueve el exceso de triglicéridos (u otros componentes tóxicos) y devuelve la sangre limpia y filtrada al paciente. Pero había un problema. Cuando los médicos del Hospital Universitario de Colonia intentaron esta terapia con su paciente, su sangre extremadamente espesa y grasosa obstruyó la máquina de plasmaféresis. Dos veces.

Este extraño caso, que los investigadores dicen que nunca habían visto antes, requirió un enfoque diferente.Un nivel normal de triglicéridos en la sangre sería inferior a 150 miligramos por decilitro (mg/dL). En este caso, la sangre daba un conteo de triglicéridos de 18,000 mg/dL.

Los médicos recurrieron a una opción mucho más antigua, : la sangría. Esta técnica si bien no es usual, tiene usos extremadamente raros, como cuando un pico de hipertensión se sale de control y no se puede esperar a que hagan efecto los medicamentos. Los médicos extrajeron dos litros de la sangre del hombre, reemplazándola con concentrados de glóbulos rojos, plasma fresco y una solución salina. Para el quinto día, estaba libre de síntomas neurológicos residuales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS