Información Gral

Su ex novio la golpeó, arrastró y torturó con una picana cuatro horas

También le saltó encima y le rompió el brazo. Casi la mata. Fue en Sarandí, al sur del conurbano bonaerense. La mujer contó que la agresión ocurrió cuando su pareja le revisó el teléfono celular

Miércoles 15 de Agosto de 2012

Una mujer fue gravemente herida al ser atacada a golpes y con una picana eléctrica el día de su cumpleaños en la localidad bonaerense de Sarandí, en un caso de violencia de género por el que fue detenido su ex novio, informaron fuentes policiales y judiciales.

La víctima, identificada como Mariana Elizabeth Elías, de 31 años, le contó a la Justicia que el ataque se inició cuando su agresor le revisó el teléfono celular y que duró cuatro horas, durante las cuales le aplicó golpes de puño, la pateó, la arrastró de los pelos y hasta le saltó encima del estómago.

Por el hecho, anteanoche fue detenido el ex novio de la víctima, identificado por la policía como Mauro Sawko, de 28 años, quien, según acreditó la Justicia, ya había sido denunciado por Elías en al menos dos oportunidades por amenazas.

Elías permanecía internada ayer en el Sanatorio Itoiz de Avellaneda donde, según el último parte médico, evolucionaba de manera favorable luego de haber estado en terapia intensiva y de haber sido operada por una lesión interna en el bazo.

Al ser indagado ayer por el fiscal Elbio Laborde, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Avellaneda, Sawko se negó a declarar y quedó preso en la alcaidía de Dock Sud acusado de tentativa de homicidio.

El episodio se produjo el domingo, día en el que la víctima cumplía 31 años, y recibió a las 6 de la mañana una llamada de su ex novio, quien la citó a su casa de la calle General Mariano Acha 1254, de Sarandí, partido de Avellaneda.

Elías y Sawko mantuvieron un noviazgo de unos tres años, pero hace un mes resolvieron separarse, por lo que se cree que el hombre la llamó para conversar porque aparentemente quería reconquistarla.

Sawko es empleado civil contratado en el Hospital Policial Churruca, del barrio porteño de Parque Patricios.

La víctima brindó anteayer en el sanatorio una primera declaración testimonial ante el fiscal Laborde, a quien le contó que el ataque comenzó cuando Sawko comenzó a celarla e interrogarla sobre si tenía nueva pareja y le revisó el celular.

Elías contó que en la casa sufrió todo tipo de tormentos, ya que no sólo recibió cachetazos y golpes de puño, sino que denunció que Sawko también la pateó, la arrastró de los pelos por toda la cocina e incluso en ese ambiente la arrojó sobre un desayunador.

Sawko también la torturó con una picana eléctrica del tipo de defensa personal que pertenece al padre de éste, quien tiene una empresa de seguridad que entre otros objetivos custodia el predio de Ciudad Universitaria, en la zona de la Costanera Norte porteña.

En un descuido de su agresor, Elías tomó de un sillón y escondió en su cartera la picana eléctrica que fue entregada a los investigadores y es una de las principales pruebas de la causa. La chica declaró que el ataque tuvo dos etapas, ya que en un momento ella se retiró y fue hasta una remisería con intenciones de ir a su domicilio, pero Sawko la alcanzó, le dijo que él la llevaría y volvió a meterla en su casa, donde le pegó nuevamente.

Allí, la víctima se descompuso y fue el propio Sawko quien, alrededor de las 10 de la mañana, la llevó hasta el Sanatorio Itoiz de Avellaneda y le pidió por favor que no lo denunciara, según reveló un jefe policial que participa en la pesquisa.

Si bien en un principio la joven no dijo nada sobre lo ocurrido, como era el día de su cumpleaños y faltó a un almuerzo que tenía programado con su familia, Elías le envió un mensaje de texto a su hermano que decía: "Mauro me cagó a palos y estoy internada". Con todos los testimonios y pruebas volcadas anteayer en la causa, el fiscal Laborde allanó anteanoche la vivienda de la calle General Acha y detuvo allí a Sawko.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario