Información Gral

Masa de piedra pómex flota en el Pacífico

Una masa de rocas volcánicas de 26.000 kilómetros cuadrados flota a la deriva en el océano Pacífico, indicó ayer un oficial de la Marina neozelandesa, agregando que es "la cosa más rara" que vio en el mar.

Sábado 11 de Agosto de 2012

Una masa de rocas volcánicas de 26.000 kilómetros cuadrados flota a la deriva en el océano Pacífico, indicó ayer un oficial de la Marina neozelandesa, agregando que es "la cosa más rara" que vio en el mar.

Se trata de piedra pómez liviana proveniente de un volcán submarino que, según testigos, se parece a un témpano de hielo polar.

Un avión militar neozelandés avistó las rocas anteayer a unos 1.000 kilómetros de la costa de Nueva Zelanda.

Es "la cosa más rara que he visto en 18 años que llevo en el mar", dijo el teniente Tim Oscar, quien estimó que la piedra pómez, que es lava solidificada con burbujas, no constituía un peligro para su embarcación.

"En lo que pude observar, era una balsa de piedra pómez moviéndose hacia arriba y abajo con el oleaje", dijo.

"La roca parecía estar medio metro por encima de la superficie de las olas y estaba iluminada por un color brillante… Se veía exactamente igual al borde de una placa de hielo", señaló.

Los científicos a bordo del barco dijeron que la piedra pómez probablemente provenía de un volcán submarino llamado Monowai, que ha estado activo recientemente.

Científicos que se hallaban a bordo de este barco, el HMNZ Canterbury, aseguraron que el fenómeno no está relacionado con la intensificación de la actividad volcánica en Nueva Zelanda esta semana.

El martes último, la erupción de cenizas de un volcán que llevaba dormido más de un siglo perturbó seriamente el tráfico aéreo en Nueva Zelanda y decenas de aviones se quedaron en tierra, si bien los vuelos internacionales no resultaron afectados.

Según Defensa Civil, la erupción no provocó ríos de lava pero sí una nube de cenizas que ascendía a 6.000 metros de altitud y provocó la anulación de decenas de vuelos internos.

Las primeras fotos del Curiosity

El robot Curiosity enviado por la Nasa a Marte comenzó a enviar fotos a la Tierra, información que tardó 13,8 minutos en viajar los 245 millones de kilómetros que separan a los dos planetas. La primera imagen muestra una llanura y colinas rojas, marrones, negras y azules.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario