Información Gral

Le negaron la libertad a un alemán que se casó y tuvo hijos con su hermana

Los hermanos Patrick S., de 30 años, y Susan K. de 22, crecieron separados. Veinte años después se reencontraron y se enamoraron, y ahora tienen cuatro hijos. El padre, que continúa en prisión, pidió a la Justicia que despenalice el incesto, pero un tribunal constitucional rechazó el recurso de apelación.

Jueves 13 de Marzo de 2008

Dos hermanos alemanes, en pareja estable desde hace años y con cuatro hijos en común, reclamaron ante la Justicia que se despenalice el incesto. Pero un Tribunal Constitucional de ese país rechazó el el recurso de apelación.

Los hermanos, identificados como Patrick S., de 30 años, y Susan K. de 22, crecieron separados. Cuando tenía 3 años, el hombre fue separado de su familia para protegerle de su padre alcohólico y creció con una pareja que lo adoptó y volvió a ver a su madre veinte años después, cuando esta se había separado de su marido y entonces conoció a su hermana. Allí nació el amor.

La pareja solicitó que se declarara inconstitucional el artículo 173 del código penal que tipifica el incesto como delito y fija penas de cárcel de hasta 3 años, para quien haga el amor con su hija o su hijo, y de hasta 2 años, para quien haga el amor con su padre, su madre, su hermano o su hermana.

Joachim Frömling, uno de los abogados de la pareja incestuosa, había calificado el artículo 173 como "una violación de los derechos fundamentales y una reliquia histórica", que no cumple con un requisito que impone la Constitución a toda norma penal que es tener una justificación convincente.

El Tribunal, sin embargo, consideró en su sentencia que el artículo 173 está justificado para proteger el orden familiar de los efectos dañinos del incesto. Además, planteó que la penalización del incesto también protege al miembro más débil de la pareja incestuosa.

Patrick S. ya fue condenado en 2002, después de engendrar su primer hijo, Erick, a un año de cárcel, pero se le dejó en libertad provisional. En 2003 la pareja tuvo una hija, Sarah, y en 2004 una más, Nancy, por lo que Patrick S. fue condenado a dos años y medio de prisión, aunque antes de ingresar en la cárcel embarazó a su hermana por cuarta vez.

Patrick S., que se ha hecho practicar la vasectomía, con lo que ya no puede engendrar más hijos, todavía debe cumplir más de un año de cárcel, y, en principio, deberá ingresar en prisión a finales de marzo. El proceso adelantado ante el Tribunal tenía como objeto, además de sentar un precedente, ahorrarle a Patrick S. esos doce meses de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario