Información Gral

Lápices labiales, el único gasto que las argentinas no reducen en la crisis

La relación inversa entre la venta de esos productos y la bonanza económica se conoce en el mundo como efecto lápiz labial. A pesar de la crisis, las argentinas aseguran que no dejan de comprar artículos de belleza ni cambian sus marcas preferidas.  

Miércoles 18 de Noviembre de 2009

En los Estados Unidos hablan del efecto lipstick para explicar la curiosa relación inversa que existe entre la venta de lápices labiales y la bonanza económica. Para los especialistas en consumo, en momentos de crisis, las mujeres se ven obligadas a cambiar sus hábitos y dejan los grandes gastos, como la ropa cara o los accesorios de lujo, por productos más económicos. Entre ellos, maquillajes, cosméticos y productos de belleza, considerados como “placeres accesibles”.

Esta regla también podría aplicarse a la Argentina. Según una encuesta reciente realizada por TNS Argentina para la marca Plusbelle, en tiempos de crisis las argentinas no dejan de ocuparse de su cuidado personal. Es más: el 44% de las encuestadas señaló que no cambia sus productos de belleza o cosmética habituales “aunque tenga que recortar gastos”. El 68% considera que “sentirse linda” le da seguridad y le permite afrontar los desafíos de la vida cotidiana; mientras que el 75% cree que “sentirse linda” la ayuda a estar más alegre y divertida.

El relevamiento se realizó entre más de 500 casos. “En tiempos de crisis, las mujeres tienden a buscar la seguridad en pequeños placeres, como un lápiz labial o productos para el pelo”, explicó Constanza Cilley, responsable del estudio de TNS.

Dentro de la categoría de cosméticos y maquillajes (que incluye productos para el rostro, labios, uñas y ojos) el segmento de labios es el que presentó durante el año una mayor evolución en volumen y en valor, en general. “El segmento presenta una evolución de 4% en volumen, en el primer semestre del año respecto al mismo período de 2008. Este incremento es superior incluso al promedio de la canasta de higiene y belleza”, destacó Cecilia Mastrini, gerente de Investigación de Mercado de L’Oréal Argentina.

“Entendemos que en tiempos de crisis muchas argentinas buscan en productos de belleza un momento de distensión. L’Oréal cuenta con estudios que evalúan el rol social del maquillaje en las mujeres en momentos de crisis personales o por factores económicos. Estos estudios concluyen que al verse bien físicamente enfrentan las situaciones con mayor fortaleza”, señalaron en la empresa.

Venta directa

En Avon, una de las principales firmas de venta directa de productos de belleza, coinciden. “En situaciones de crisis las mujeres van por el maquillaje y las fragancias para verse bien y el consumo de cosméticos no se ve afectado –destacó Victoria Lavazza, gerente de Marketing para el Cono Sur (Argentina, Chile, Uruguay y Bolivia)–. En las categorías de maquillaje y fragancias, crecimos un 20% en facturación, por arriba de la inflación”.

En Plusbelle, en tanto, aseguran que durante 2009 crecieron un 6% en ventas de productos para el cuidado del pelo y un 4% en la categoría de personal care (cuidado personal). “Crecimos en ventas y seguimos dando valor”, destacó Cecilia Gaibrois, marketing grouper personal care de Alicorp, la empresa dueña de la marca.

Para la empresa Perfugroup, dueña de Pigmento y otras cadenas de perfumerías con 53 sucursales, este año el consumo de cosméticos reemplazó a categorías más caras. “Tenemos competencias indirectas, que hacen que a veces el dinero vaya a electrónicos o indumentaria. Pero como hay menos facilidades para comprar en cuotas y la ropa se encareció bastante, muchas mujeres se volcaron a las fragancias, que en proporción son más baratas, para darse un gusto. El impacto de la crisis en los productos cosméticos, no fue negativo. Hemos crecido entre 4 y 6 puntos por arriba de la inflación”, detalló Martín Schapochnik, gerente de Marketing de la empresa.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario