Información Gral

Inauguraron Caminito con los colores originales de Quinquela Martín

Estrenó el miércoles pasado la restauración del último tramo de la puesta en valor del paseo porteño.

Viernes 23 de Agosto de 2019

La calle Museo Caminito estrenó el miércoles pasado la restauración del último tramo de la puesta en valor de este icónico paseo porteño, realizada el año pasado por la Ciudad, y que coincide con el acceso principal por la calle Magallanes, uno de los diez lugares más fotografiados del mundo, a dos meses de cumplir su 60º aniversario.

   La recuperación -que incluyó esculturas, relieves y unos 600 metros cuadrados de medianera- fue realizada por la Fundación Proa con el acompañamiento del Museo Quinquela Martín.

   “Estamos muy orgullosos de devolverle los colores a la entrada de Caminito”, dijo Elizabeth Torres, secretaria de la dirección general de la Fundación Proa.

   “Estamos ante los colores que pensó Quinquela Martín para darle a este lugar el carácter que hoy lo distingue en el mundo”, afirmó el director del Museo, Víctor Fernández.Es que la puesta en valor implicó, entre otras cosas, que recuperara su aspecto original uno de los muros del inmueble ubicado sobre el lateral derecho del ingreso, y que comparten el Club Zárate, el Museo de Cera y viviendas particulares.

   Para determinar el aspecto de esta pared cuadriculada al momento de la inauguración del paseo, hubo que remitirse a una fotografía de esa época “que permite determinar que los colores son los que hoy estamos viendo”: verde en el lado superior izquierdo, rojo en el superior derecho, amarillo en el inferior izquierdo y azul en el inferior derecho.

   “Quisimos terminar, en este año tan importante para la Boca, un proyecto de puesta en valor integral de la zona Vuelta de Rocha-Caminito, que había iniciado en 2017 la Ciudad de Buenos Aires y que es recorrido diariamente por unos nueve mil visitantes”, agregó.  La especialista en artes visuales explicó, además, que la restauración mantuvo un solo elemento que “que históricamente no estuvo allí”: el llamado”mural de los artesanos”.

   “Ya forma parte de nuestro paisaje y lo importante es que entre todos nos apropiemos del espacio porque así va a estar mejor cuidado”, agregó. Ubicado en el barrio porteño de La Boca, y a metros del Riachuelo, Caminito es un pasaje de gran valor cultural y turístico por haber sido ideado por el propio Quinquela Martin y por haber inspirado la música del famoso tango homónimo, compuesta en 1926 por Juan de Dios Filiberto.

   El sendero peatonal se extiende de este a oeste, formando una curva de unos 150 metros en coincidencia con un arroyo entubado que desaguaba en el Riachuelo y con una antigua vía férrea posteriormente abandonada. “En 1954 se empieza a convertir en un basural. Se dice que todo empezó con un camión arrojando un cargamento de quesos en mal estado que preocupó a todos los vecinos, principalmente a la familia Cárrega, que tenía aquí enfrente un almacén naval”, contó.

   “Ellos fueron a plantear a Quinquela qué se le ocurría para recuperar este lugar, y él propuso lo de siempre: la transformación a partir del arte y de algo que forma parte de la historia cultural de la zona: el color”, dijo.

   Es así que “con algo de color y unas cuantas obras de los más importantes escultores de su tiempo”, como Luis Perlotti, Roberto Capurro, José de Luca y Ernestina Azlor, “le empezó a dar forma a uno de los íconos de Argentina en el mundo”.

   El nombre es un homenaje a Juan de Dios Filiberto, “a través de su tango más célebre” ya que si bien la letra de Gabino Coria Peñaloza remite al “Caminito de Olta en La Rioja”, el director de orquesta “siempre dijo que se había inspirado en un episodio transcurrido en este lugar”.

   La Calle Museo Caminito fue inaugurada el 18 de octubre de 1959 “y nosotros la consideramos una obra más de Quinquela porque hay un momento que su tela comienza a ser el propio barrio”. Y este paseo “es como el ápice de estas intervenciones”, explicó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario