Información Gral

Imponen curiosa veda a ingleses que van a un bar con sus hijos

La compañía de bares JD Wetherspoon está limitando a sólo dos las bebidas alcohólicas vendidas a adultos cuando éstos están acompañados por niños, argumentando que quiere evitar que los clientes usen sus bares como una guardería infantil. El límite significa que el personal puede negarse a servir bebidas alcohólicas a los clientes que están con niños...

Domingo 06 de Enero de 2008

La compañía de bares JD Wetherspoon está limitando a sólo dos las bebidas alcohólicas vendidas a adultos cuando éstos están acompañados por niños, argumentando que quiere evitar que los clientes usen sus bares como una guardería infantil.
  El límite significa que el personal puede negarse a servir bebidas alcohólicas a los clientes que están con niños.
  La compañía dijo que la política tenía sentido comercial, ya que la mayoría de sus clientes no estaban acompañados por niños y no los querían corriendo alrededor de los bares.
  “Lo que no queremos, y lo que nuestros clientes que no tienen niños no quieren, es que los padres se sienten ahí por horas mientras sus hijos se están aburriendo, corriendo alrededor”, dijo un portavoz. “No dejaremos que vengan y usen nuestro bar con niños porque no tienen una niñera”, agregó.
  Wetherspoon (JDW.L) es conocido por actuar independientemente. Se convirtió en uno de los primeros bares en prohibir fumar en algunos de sus recintos, dos años antes de la restricción impuesta por el gobierno el año pasado, y en el 2001 realizó una campaña contra la adopción del euro en Gran Bretaña.
  Los 683 bares Wetherspoon, los cuales sirven bebidas alcohólicas suaves y comida, permiten a los niños entrar si ellos y un adulto que los acompañe están comiendo, a diferencia de algunos bares y pubs británicos que prohiben la entrada a menores.
  En noviembre, la compañía dijo que se mantenía cautelosa sobre sus ganancias mientras la prohibición de fumar le quitaba una cuota de ventas al bar. Publicará sus resultados de medio año el 7 de marzo.
Insólito. No menos rara, aunque por otras razones muy distintas, fue la veda que la Casa Real danesa impuso a la empresa que comercializa las marcas de té “princesa Mary” y “princesa Isabella”, la hija de la princesa Mary y el príncipe heredero Federico.
  A partir de ahora, la empresa deberá cambiar la marca de sus productos por “té de Mary” y “té de Isabella”, aunque no se detendrá la venta de los ya empaquetados con las antiguas denominaciones.
   “No solemos tratar con este tipo de asuntos, pero de vez en cuando suceden”, dijo un portavoz del palacio real. Con su decisión, la Casa Real quiere evitar que se saque partido económico del nombre de la popular princesa.  (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario