Información Gral

Hallaron asesinada a una niña de 12 años que era buscada en San Luis

La policía detuvo al padrastro. Denunciaron su falta el miércoles. Estaba debajo de un puente con signos de violación

Sábado 25 de Marzo de 2017

La niña de 12 años hallada muerta el jueves en la localidad sanluiseña de Saladillo tras permanecer desaparecida desde el miércoles fue víctima de violación y asesinada por estrangulamiento tras sufrir un "verdadero calvario", según fuentes policiales y judiciales.

El padrastro de la nena quedó detenido bajo sospecha de haber cometido el crimen.

El comisario inspector Carlos Pereyra confirmó a DyN que la autopsia reveló que la niña, identificada como Florencia Abril Di Marco, fue asfixiada con un lazo, violada y arrojada sin vida debajo de un puente de esa localidad ubicada a 43 kilómetros de la ciudad de San Luis.

El perito a cargo de la autopsia, Ricardo Torres, ratificó que la niña "sufrió una muerte por asfixia por estrangulamiento, con violencia, y presentaba signos de abusos previos" y aseguró que "las muestras en el cuerpo revelan que sufrió un verdadero calvario y que fue sometida reiteradamente".

"Tiene impronta de ataduras en las manos que son de lazo, a la altura de las muñecas, lo que permite pensar que puede haber actuado más de una persona", advirtió.

"En la autopsia pudimos confirmar que el estrangulamiento, extraño por cierto, fue hecho con el apoyo de la cabeza sobre un plano duro, para poder imprimir tanta fuerza (sobre) el lazo del cable o de la soga que se usó".

El perito detalló que el corte que presenta el cuello de la niña "es un surco incompleto, que llega del lóbulo de una oreja al lóbulo de la otra oreja. Un surco de unos once centímetros nada más".

Dijo que la nena había sido arrojada al vacío desde una altura de dos metros aproximadamente, cuando ya estaba muerta. "Cayó boca abajo, con las piernas extendidas y todas las contusiones que presentaba fueron ocasionadas por la caída, ya que golpeó contra un muro de contención".

Dijo que la niña sólo tenía puesta una campera azul deportiva que le cubría el torso y una sola de sus medias y agregó que durante la autopsia pudieron realizarse hisopados y tomar muestras para ser analizadas y cotejadas con un eventual sospechoso. Además, dijo que es muy probable que en el auto donde fue trasladada hayan quedado rastros de ella.

El padrastro de la niña, Lucas Gómez, fue detenido por orden de la jueza del Crimen Virginia Palacios, cuando se encontraba en el domicilio que compartía con la familia en el barrio Lucas Rodríguez, en la zona sur de San Luis.

Desde el miércoles

Según las pericias, la niña fue asesinada el miércoles, día en que el padrastro realizó la denuncia de la desaparición, mientras el martes su madre, llamada Carina, había dado a luz en la maternidad local y se encontraba internada.

La niña era buscada desde el miércoles, cuando según el testimonio de su padrastro la dejó por la mañana en el acceso a su Escuela 313 Rosario M. Simón, donde cursaba sexto grado, y al regresar a buscarla al mediodía las autoridades escolares le dijeron que no había ingresado.

Una cámara de seguridad registró el momento en el que el auto del padrastro de nena pasó por la escuela a las 7.35, aunque las autoridades del establecimiento aseguraron que la niña nunca ingresó.

El hombre, ahora detenido, presentó la solicitud de paradero de la niña en la Comisaría del Menor de la capital provincial, y se dispuso un operativo de búsqueda con 250 policías afectados.

El cuerpo de la niña fue hallado alrededor de las 18.30 de ayer debajo de un puente, boca abajo y a unos cinco metros profundidad respecto al nivel de la ruta provincial 41 que pasa por el lugar.

La jueza, que no descartó que haya otros involucrados, habría ordenado la detención de Gómez, debido a la declaración de un testigo que habría visto el momento en que el cuerpo de la nena fue arrojado desde el puente, donde fue hallada.

La niña asesinada vivía en la ciudad de San Luis junto a su madre, su padrastro y tres hermanos: uno de 9 años, otro de 3 y un bebé que había nacido el martes.

El perito Torres, quien certificó la muerte y examinó el cuerpo en la escena, tras lo cual confirmó que la víctima había sido arrojada al vacío desde una altura de dos metros aproximadamente, cuando ya estaba muerta. "Cayó boca abajo -manifestó el forense-, con las piernas extendidas y todas las contusiones que presentaba fueron ocasionadas por la caída, ya que golpeó contra un muro de contención".

Sobre la posibilidad de que haya actuado en el ataque más de una persona, Torres dijo: "Si fue en un auto, alguien la sujetó desde atrás y si se trata de un solo agresor, el perfil es de una gran violencia".

Precisó que la niña sólo tenía puesta una campera azul deportiva que le cubría el torso y una sola de sus medias y agregó que durante la autopsia pudieron realizarse hisopados y tomar muestras para ser analizadas y cotejadas con un eventual sospechoso.

Además, dijo que es muy probable que en el auto donde fue trasladada hayan quedado rastros de la víctima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS