Información Gral

En una capilla vaticana descubrieron un autorretrato de Miguel Angel

Un nuevo autorretrato del genio renacentista Miguel Angel Buonarotti fue descubierto en la recién restaurada capilla Paulina del Vaticano.

Viernes 03 de Julio de 2009

Un nuevo autorretrato del genio renacentista Miguel Angel Buonarotti fue descubierto en la recién restaurada capilla Paulina del Vaticano.

"En uno de los frescos de la capilla, el de la Crucifixión de San Pedro, aparece un «autoritario» Miguel Angel con turbante azul como uno de los tres caballeros romanos que acompañan la crucifixión, a la izquierda de la escena", indicó ayer el jefe de los restauradores de los Museos Vaticanos, Maurizio De Luca.

"Los detalles fueron pintados con la punta del pincel, en un intento minucioso por alcanzar gran precisión, lo cual era innecesario dada la distancia entre el fresco en el cielorraso y la gente que lo miraba", explicó el restaurador.

Por su parte, Antonio Paolucci, director de los Museos Vaticanos, precisó que "la restauración se ha hecho de forma excelente. El caballero con un turbante, me parece que es Miguel Angel aunque más joven porque en aquella época tenía 70 años".

Después de siete años de trabajo y un costo de 4,5 millones de dólares, la monumental capilla Paulina recuperó su esplendor. La restauración abarcó la decoración pictórica y plástica del recinto que custodia los últimos dos frescos de Miguel Angel: la Conversión de Saulo y la Crucifixión de San Pedro.

Los frescos, encargados por el Papa Paulo III, se realizaron entre 1542 y 1549, cuando Miguel Angel tenía 75 años.

Los frescos de Miguel Angel representan sólo dos décimos de la capilla. En el lugar, se reúnen todos los días a rezar los cardenales, miembros de los cónclaves que, en la vecina capilla Sixtina, sólo separada de la Paulina por la Sala Regia, se convocan cuando se debe elegir al nuevo Pontífice.

La restauración fue presentada anteayer en el Vaticano y el Papa Benedicto XVI la inaugurará mañana.

El templo es un lugar de culto. Recibe su nombre del Papa Pablo III, quien encargó su construcción al arquitecto Antonio da Sangallo el Joven, en el año 1540.

La restauración fue dirigida por Arnold Nesselrat, quien trabajó junto al equipo de restauradores de los Museos Vaticanos.

"Estoy muy contento que los trabajos hayan concluido en coincidencia casi simbólica con la celebración del Año Paulino, como se había previsto en una reunión con la comisión de expertos, realizada el 30 de septiembre de 2008", dijo Nesselrat. l (AP)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS