Información Gral

EEUU y China abordan el polémico tema de la ciberseguridad con prudencia

China y EEUU están en “aguas desconocidas”, dijo Barack Obama tras la ronda inicial de charlas con el presidente chino Xi Jinping en California. Evitaron acusarse directamente de ciberespionaje.

Sábado 08 de Junio de 2013

Rancho Mirage(California, EEUU).- (AP) Estados Unidos y China están en “aguas desconocidas” cuando abordan el polémico tema de la ciberseguridad, dijo el presidente Barack Obama luego de la ronda inicial de charlas con el presidente chino Xi Jinping en California.

Tanto Obama como Xi evitaron acusarse directamente de ciberespionaje. Pero ambos reconocieron la necesidad urgente de hallar un enfoque común para atender el problema.

“No tenemos la clase de protocolos como en los temas militares y armamentos, donde las naciones tienen mucha experiencia en tratar de negociar lo que es aceptable y lo que no”, dijo Obama en conferencia de prensa con Xi la noche del viernes en una hacienda del desierto de California.

La sesión de preguntas y respuestas con reporteros fue enmarcada por más de dos horas de pláticas privadas y una cena de trabajo. Obama y Xi volverán a reunirse el sábado para otra ronda de conversaciones en la primera cumbre entre los mandatarios desde que Xi asumió su cargo en marzo.

Funcionarios de Estados Unidos describieron la relajada cumbre en California como una oportunidad para que Obama y Xi sostengan pláticas francas y fluidas sobre los miles de temas que definen la relación entre ambos países, como la economía, el cambio climático y las provocaciones nucleares de Corea del Norte.

Pero es la ciberseguridad la que ha tomado relevancia para el gobierno de Obama en sus recientes intercambios con China.

Debido a los avances en la tecnología, el tema de la ciberseguridad y la necesidad de reglas serán cada vez más importantes, dijo Obama.

Obama dijo que era crucial que Estados Unidos y China alcanzaran un “entendimiento firme” en temas cibernéticos. Pero se abstuvo de acusar a China de orquestar recientes ataques informáticos contra empresas y entidades del gobierno de Estados Unidos.

Xi no se adjudicó responsabilidad alguna por las presuntas acciones de China. Dijo que su nación también fue víctima de ciberespionaje, aunque sin señalar culpables.

La discusión sobre ciberespionaje internacional quedó yuxtapuesta a las nuevas revelaciones de que el gobierno de Obama colecta información de compañías telefónicas y de internet de Estados Unidos.

El presidente refutó la noción que la controversia sobre la vigilancia del gobierno socavaba su credibilidad en ciberespionaje ante China.

China también tiene inquietudes sobre ciberseguridad, dijo Xi, quien describió a las nuevas tecnologías como “armas de doble filo” que pueden generar progreso, pero también dolores de cabeza a los gobiernos.(AP)

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario