Información Gral

Críticas a un seminario que promete "curar la homosexualidad"

Un curso de "restauración emocional" organizado por la Primera Iglesia Bautista de Paraná, que se anunció para "curar la homosexualidad" levantó una aguda polémica, de la que rápidamente se hicieron eco organizaciones...

Sábado 04 de Agosto de 2012

Un curso de "restauración emocional" organizado por la Primera Iglesia Bautista de Paraná, que se anunció para "curar la homosexualidad" levantó una aguda polémica, de la que rápidamente se hicieron eco organizaciones de la comunidad homosexual y organismos oficiales.

El curso se inició anoche en el Centro Familiar Cristiano de Gualeguaychú 960 de la ciudad entrerriana, y asistieron algunas personas. No hubo manifestaciones en contra frente al templo, aunque se anunció para hoy una volanteada para criticar la iniciativa.

El pastor de la Primera Iglesia Bautista de Paraná, Jorge Lucero, explicó a UNO Entre Ríos que la actividad "está orientada a personas que han recibido un abuso y entonces su emoción, su relacionarse con otros, ha sido afectada".

Pero la Comunidad Homosexual Argentina repudió el curso, en tanto el instituto contra la discriminación Inadi advirtió que en Argentina hay un marco legal que protege la diversidad e identidad de género.

"Lo que hay que curar es la homofobia, no vamos a esta altura de las conquistas en Argentina a debatir sobre la homosexualidad: lo que enferma es la homofobia y llega hasta el asesinato", afirmó César Cigliutti, presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

En tanto, la delegada del Instituto contra la Discriminación, la xenofobia y el racismo-Inadi de Entre Ríos, Cristina Ponce, advirtió a los organizadores del seminario que las políticas de diversidad y de identidad de género tienen en nuestro país "un marco jurídico que las protege".

La funcionaria deploró el seminario que promete "claves para la integridad de solteros y casados; cómo tratar con el abuso sexual, la adicción sexual, la homosexualidad indeseada y el lesbianismo indeseado, y con otras formas de quebranto sexual y relacional".

"Hace pocos días conmemoramos dos años de la ley de matrimonio igualitario y no hace más de un mes la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner entregó los primeros documentos nacionales de identidad a las personas que optaron por su nueva identidad", indicó.

El curso que se promociona en Paraná "tiene una carga muy negativa para las personas que pertenecen a la diversidad sexual", sostuvo la funcionaria.

Ponce dijo que "estas prácticas han sido corridas de muchos lugares del mundo no solo por discriminatorias, sino por que están planteando a la homosexualidad como una enfermedad cuando no lo es, y prometen una «curación» de algo que no es enfermedad".

Cigliutti contó que "la CHA se contactó con la Comunidad Homosexual de Entre Ríos-Cher y con su presidente, Juan Carlos Fernández, quien denunció la presencia en toda la ciudad de personas del movimiento Desert Stream con carteles en contra de la homosexualidad".

El coordinador del área jurídica de la CHA, Pedro Sottile, dijo que "en 1990, la Organización Mundial de la Salud retiró a la homosexualidad de la clasificación de enfermedades, además de que nunca debió figurar como enfermedad, (ya que) somos y seremos una expresión más de las orientaciones sexuales de las personas".

"La homo/lesbo/transfobia que estas organizaciones promueven, mata", y la discriminación "es un delito que debemos combatir con igualdad, denunciando los fundamentalismos que alimentan el odio".

Ponce objetó el paralelismo trazado por los organizadores entre la pedofilia y la orientación de género: "Poner en el mismo paquete a la pedofilia y a la orientación de género es algo repudiable".

"La pedofilia no tiene nada que ver con la orientación sexual o con la identidad de género de las personas: es un delito".

En tanto, el pastor de la Iglesia Bautista de Paraná, Jorge Lucero, dijo que el encuentro se convocó "pensando en las personas que han recibido abusos, no solo sexuales, sino castigos que puedan deteriorar emocional o sexualmente a esas personas".

"Nuestra intención es traer una palabra de esperanza para las pesonas que han sufrido algún tipo de abuso", añadió.

El religioso dijo que "tenemos la responsabilidad de no discriminar y de respetar todas las opiniones, pero también queremos ser respetados en nuestra idea y nuestros principios, basados en la palabra de dios".

El seminario se desarrolla en el Centro Familiar Cristiano de Paraná, a cargo los directores del Ministerio Restauración Argentina, Mauricio y Daniela Montion, y miembros del equipo como Claudia Di Liddo y Julio Adi. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario