INFORMACIÓN GENERAL

Condenado a 3 años y medio de prisión por molestar a los vecinos para no dejarlos dormir

El hombre de 47 años emitía a máximo volumen grabaciones del repiqueteo de los cascos de caballos para torturar a los habitantes del edificio donde vivía.

Martes 13 de Julio de 2021

La pesadilla terminó. Después del insoportable sufrimiento al que fue sometido un grupo de vecinos, a los que un hombre se empeñó en no dejarlos descansar, lograron que se comprobara que provocaba ruidos molestos para impedirles dormir y que la Justicia fallara en su contra. Fue un camino largo y tortuoso, pero valió la pena.

Tras un proceso que se prolongó más de lo que esperaban los demandantes, finalmente se comprobó que Yuri Kondratyev, de 47 años, habitante de la ciudad de Nizhni Nóvgorod, sometió a su barrio a una cruel tortura piscológica, al poner a máximo volumen grabaciones de caballos galopando en horas de la noche.

Todo comenzó cuando Kondratyev se quejó de los ruidos que hacía durante el día el hijo de sus vecinos. Como la resolución del conflicto no lo convenció, en 2018 puso en marcha su venganza: en horas de la madrugada y a volumen bien alto emitió grabaciones en las que se podía escuchar el repiqueteo de los cascos de caballos al galope.

La comunidad del edificio donde se registró el incidente denunció a Kontrateyv ante la policía. También intentaron, sin éxito, que lo internaran en un centro psiquiátrico. Su respuesta fue asombrosa: metió en cada uno de los buzones de correo un informe que declaraba el perfecto estado de su salud mental.

Embed

Tras más de 80 denuncias infructuosas, los vecinos se hartaron y realizaron una demanda conjunta. En diciembre de 2020, Kondratyev fue detenido por la policía. Un juez le ha condenado a tres años y medio de prisión por incumplir la ley que castiga los daños mentales y físicos a terceros.

En el momento en el que fue apresado Kondratyev no tenía trabajo y vivía solo desde porque su esposa lo había abandonado. Tampoco había pagado ninguna de las multas que le habían labrado por realizar ruidos molestos. Si bien el conflicto se demoró más de los deseado, finalmente se hizo justicia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario