Información Gral

Analizan mancha de sangre en el pantalón de una de las chicas ahorcadas en Salta

El juez Farah, que instruye la causa por la muerte de Luján Peñalba y Yanina Nüesch, dio la orden de análisis para obtener los datos genéticos de la muestra y poder compararlos, y confirmó que mantendrá la carátula  como “muerte dudosa”.

Jueves 19 de Julio de 2012

El juez salteño Pablo Farah  ordenó hoy a peritos forenses analizar una mancha de sangre hallada en  el pantalón de una de las jóvenes encontradas ahorcadas en la  provincia y recibió el testimonio de los novios de las víctimas y de  una pareja amiga.

Farah, que instruye la causa por la muerte de Luján Peñalba y  Yanina Nüesch, dio la orden de análisis para obtener los datos  genéticos de la muestra y poder compararlos, y confirmó que mantendrá  la carátula del expediente como “muerte dudosa”.

El juez buscó con los testimonios reconstruir los últimos  momentos en que estuvieron con vida y determinar las causas del deceso  de las jóvenes de 16 y 19 años. También mantuvo una “entrevista larga”, confirmó, con los  padres de Peñalva.

“Los resultados de las cuatro testimoniales, dos de ellas  informativas, fueron muy importantes para avanzar en la  investigación”, dijo el juez en breves declaraciones a la prensa salteña.

El magistrado escuchó primero al novio de Nüesch, un  adolescente de 16 años, y luego a la pareja de Peñalva, Exequiel Fredes, de  23, quien estuvo con la joven el sábado antes de la desaparición.

Después prestaron testimonio Sebastián Arbilla y Victoria  Cuarti, una pareja amiga de Peñalva con quien se supone las jóvenes  estuvieron la noche del viernes. Cuarti apareció mencionada en los mensajes de texto que  Peñalva intercambió con su novio antes de aparecer sin vida.

Fuentes judiciales dijeron que el juez analizó después algunas  pruebas que constan en la causa, entre ellas dos trozos de soga  aportados por la encargada de una ferretería que dijo haberle  vendido una pieza similar a las jóvenes.

Informaron, además, que el juez se reunirá mañana con personal  del Cuerpo de Investigadores Fiscales a fin de realizar pericias  en la computadora de familiares de Nüesch y en los celulares de  Peñalva y Fredes.

Pese a que los investigadores locales sostienen la hipótesis  del suicidio, el abogado de la familia Peñalba, René Gómez, dijo  ayer que la familia cree, pese a no haber pruebas, que su hija “fue  asesinada y violada”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario