Información Gral

Alumnos de la escuela Dante Alighieri refutan una teoría global de interacción personal

Los estudiantes, acompañados de su directora, Graciana Goicoechandia, ganaron con la investigación a la que titularon "La vuelta al mundo ¿en cuantos grados?".

Sábado 27 de Febrero de 2016

Los alumnos y la directora de la secundaria Dante Alighieri de la localidad de Las Flores (centro bonaerense) fueron premiados en las Olimpíadas educativas de internet, al probar que con las nuevas tecnologías se necesitan sólo tres intermediarios para conocer a otra persona en el mundo, reformulando una teoría de 1920 que enunciaba que se precisaban seis personas para ese cometido.

Los estudiantes, acompañados de su directora, Graciana Goicoechandia, ganaron con la investigación a la que titularon "La vuelta al mundo ¿en cuantos grados?" en la que se propusieron probar como las nuevas tecnologías sirven para acortar pasos y conectar a las personas a nivel global. La experiencia fue puesta en práctica desde la cátedra Ambiente, desarrollo y sociedad, que dicta Graciana, por los alumnos Daiana Aranda, Arantza González y Yosef Villarreal, y las ex alumnas Andreina Ferrari, Melina Desiderio, Aixa González y Agustina Canova, pero involucró a todos los compañeros del curso.

Para realizar la experiencia contactaron a personas en 70 países a través de las redes sociales y después de varios meses de trabajo lograron relacionaron al tercio de los países del mundo.

La docente explicó que "colaboró gente de todos lados, desde el Pyongyang en plena Corea del Norte, pese a lo cerradísima que es tuvimos una postal. Hicimos amigos por todas partes" y añadió que "los eslabones se hicieron a partir de conocidos que vivían fuera del país y la relación se establecía de a dos: el alumno y su contacto en el extranjero, aunque a veces recurrían a un intermediario por conflictos con los idiomas".

"Usando internet, buscamos contactos que teníamos, conocidos, ex alumnos, a todos les avisamos que estábamos en un proyecto educativo para recrear una teoría. La relación la establecíamos con alguien de algún país que no teníamos y le pedíamos que nos mandara, a cambio, una postal de papel por correo para demostrar el contacto de persona a persona, porque con la tecnología se puede hacer mucha trampa", confió.

Goicoechandia recordó que "en el trayecto fueron cosechando amistades y anécdotas: el éxito de la experiencia fue tal que tenemos previsto terminar de ayudar a gente de Uganda que nos pidió donaciones de útiles y de ropa para una escuelita muy pobre, donde un profesor nos mandó la postal para nuestro experimento".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario