Escenario

Un rosarino que tiene voz y voto en los Estrella de Mar

Raúl "Bigote" Acosta es el único crédito local en el jurado de los premios a los espectáculos de la temporada marplatense. La historia detrás de su rol.

Sábado 10 de Febrero de 2018

El 5 de febrero se llevó a cabo la entrega de premios Estrella de Mar, a través de los cuales el Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata (Emtur) reconoce lo mejor del espectáculo y promueve la temporada de verano en el balneario más famoso del país. El máximo galardón fue para la actriz, bailarina e imitadora Fátima Florez, de entre los 157 nominados. La tradicional entrega, que lleva 43 años destacando al teatro y la música que se presentan en Mar de Plata cada temporada, se realizó en el Auditorium, donde una vez más brillaron en la alfombra roja populares figuras, entre ellos Santiago Bal y Claudia Lapacó, distinguidos por sus 60 años de trayectoria; y el productor de teatro y televisión Carlos Rottemberg, que este año cumplió 40 temporadas. Pero detrás de todo ese gran movimiento estelar están ellos, los poco mencionados y a veces ni siquiera capturados por los flashes: el gran jurado. De los 19 integrantes, un rosarino estuvo allí y es nada más ni nada menos que Raúl "Bigote" Acosta, reconocido periodista de nuestra ciudad.

   "En la década del 70 yo cubría espectáculos para la revista Gente y para Crónica y Antena, me tocaba los veranos en Mar del Plata y había un tipo llamado Lucho Martínez Tecco, que inventó los premios Estrella de Mar; él era licenciado en turismo, nos hicimos amigos y fue ahí que acompañé este invento de los premios", contó Bigote.

   Para cuando falleció Martínez Tecco en 2015 a los 83 años, el rosarino regresó a Mardel para un homenaje y allí surgió la posibilidad de participar como jurado. Una ardua tarea. Bigote Acosta tiene un programa de música que se emite durante todo el año en Mar del Plata, por lo que su experiencia recae principalmente en el lenguaje musical de dicha ciudad, sin embargo como jurado debe cubrir todos los espectáculos posibles.

   "En diciembre se inscriben las obras que quieren participar por el premio en los diferentes rubros; durante ese tiempo hasta el primer lunes de febrero que se entregan los Estrella de Mar los jurados vamos y vemos todo lo que podemos; los lunes y jueves al mediodía nos reunimos e intercambiamos, sugerimos, y a veces con la opinión de dos jurados alcanza para continuar o no viendo algo", explicó.

   Además, este año se encontró con 157 obras marplatenses anotadas, de un total de 248 obras para ver. Bigote mencionó lo que más le gustó de lo presentado en competencia, y recomendó algunos espectáculos en particular. Al conductor de LT8 "lo flasheó" una obra de Chicago adaptada, que llegará a Rosario, "Asesinato para dos". También contó que "lagrimeó" con "Manzi, la vida en orsai". Vio algo de provincia de Buenos Aires, "El ardor", una obra sobre un joven que tiene que decirle a sus padres que es homosexual, "contada en clave de video, audio y mucha escenografía, un multi lenguaje artístico con un elenco no profesional".

   Y como jurado, se toma un momento para reflexionar sobre los premios en general. "Después, lo comercial es lo comercial. Era muy visible las obras de texto y las que sólo te reías cuando hacían una referencia a lo que habían dicho de puterío en el invierno en televisión, por ejemplo Carmen Barbieri era un señora vestida de blanco, que si no hacía un chiste de su hijo y su novia nadie en la platea se reía. Fue una pelea entre aquellas obras con texto contra huevadas de la televisión. En recaudación no sé como salieron, pero en resultado ganaron las obras de texto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario