El Mundo

EEUU amplía los cargos contra Assange, agravando una futura sentencia

Preso en Reino Unido, el activista afrontaba hasta hoy una pena potencial de 5 años en caso de ser extraditado: ahora podría sumar 170 años

Viernes 24 de Mayo de 2019

Estados Unidos presentó 18 nuevos cargos, entre ellos uno por espionaje, contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, sobre quien ya pesaba una acusación por conspiración para infiltrarse en computadoras gubernamentales. Assange está detenido y condenado a 50 semanas de cárcel en Gran Bretaña desde que el 11 de abril pasado fue expulsado de la embajada de Ecuador en Londres.

Los nuevos cargos fueron presentados por un gran jurado del estado de Virginia, que lo acusa de espionaje y publicación de documentos altamente clasificados, lo que podría suponerle una condena de hasta 170 años. La fiscalía sostiene que Assange cometió un acto de espionaje al colaborar con agentes de inteligencia para obtener y distribuir información secreta. La defensa del acusado ha justificado en reiteradas ocasiones esta conducta como “parte de su labor periodística”. Difícilmente, sin embargo, a Assange se lo pueda considerar un periodista profesional. “Julian Assange no es un periodista. Nuestro Departamento de Justicia se toma en serio el papel de los periodistas en nuestra democracia”, declaró el secretario del fiscal general estadounidense, John Demers.

La fiscalía presentó cargos contra Assange en abril pasado por conspirar con la ex soldado de inteligencia Chelsea Manning, quien en 2010, cuando era varón, filtró a WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados. Assange se enfrenta a una posible pena de cinco años de prisión por esta primera acusación. El activista australiano se encuentra bajo arresto desde el 11 de abril pasado, cuando las autoridades británicas lo detuvieron al ser expulsado de la embajada de Ecuador, donde permaneció asilado desde el 19 de junio de 2012. Assange fue condenado por la justicia británica por violación de las medidas cautelares en 2012, cuando se fugó de su prisión domiciliaria para ingresar en la embajada. Recibió una condena a 50 semanas de prisión, mientras está a la espera de ser extraditado, sea a Estados Unidos, por los cargos mencionados, o a Suecia, por violación y agresión sexual a dos mujeres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario