El Mundo

A Grecia se le agota el tiempo para negociar con los acreedores

Tiene sólo unos días para lograr un acuerdo con la Eurozona. El país heleno necesita un tercer rescate para poder financiarse.

Jueves 30 de Abril de 2015

A Grecia sólo le quedan días para alcanzar un acuerdo de ayuda financiera con sus acreedores a cambio de reformas, porque necesita comenzar a negociar un tercer rescate que la salve de la bancarrota antes de que su programa actual finalice en junio, dijeron ayer funcionarios de la zona euro. Marginada de los mercados, Atenas se está quedando rápidamente sin efectivo para pagar los salarios de sus empleados públicos y el vencimiento de su deuda.
Esto representa un elevado riesgo de caer en cesación de pagos y, quizás, de tener que abandonar la Eurozona.
  Sin embargo, Grecia no ha podido acordar con sus acreedores las reformas que implementará para acceder a más financiamiento de emergencia, debido a que su Gobierno de izquierda ganó las elecciones de enero con la promesa de acabar con la austeridad.
  El programa de rescate de 240.000 millones de euros, concedido por los gobiernos de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI), según el cual Atenas podría conseguir aún algo de dinero, expira a fines de junio. “La financiación del gobierno griego no es sostenible sin un tercer programa y una financiación adicional”, dijo un importante funcionario de la Eurozona antes de una reunión ayer de viceministros del bloque.

Visto bueno. Esto debería ser acordado como muy tarde en mayo, para que los gobiernos de la Eurozona tengan tiempo para lograr la aprobación parlamentaria. “Ya no estamos hablando de semanas, sino de días”, aseguró el funcionario. No obstante, ni el Ejecutivo griego ni los ministros de Finanzas de la zona euro estaban preparados todavía para empezar a discutir este nuevo plan de rescate para Atenas, indicó el funcionario.
  Grecia no quiere perpetuar su pérdida de soberanía en la ejecución de políticas, algo que viene aparejado con los rescates, y la zona euro quiere que Atenas implemente las reformas acordadas en su actual rescate antes de empezar a discutir cualquier acuerdo de continuación.
  Después de tres meses de conversaciones sobre las reformas —que, según funcionarios de la zona euro, “no van a ninguna parte”—, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, irrumpió el lunes reformando su equipo negociador y dejando a un lado a su extrovertido ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis. “Mi interpretación de lo que dijo el primer ministro el lunes es que entiende que se está quedando sin tiempo. Ha decidido entrar personalmente y tomar el control de las discusiones”, comentó el funcionario de la zona euro.

Privatización de puertos. Según fuentes oficiales el gobierno griego del premier Tsipras está considerando vender su participación en los dos mayores puertos del país, como una concesión para alcanzar un acuerdo con sus acreedores internacionales y destrabar los fondos de su rescate, dijo ayer un funcionario en Atenas. “El equipo negociador quiere un acuerdo con los acreedores y estamos dispuestos a vender los puertos de El Pireo y Tesalónica, un 51 de esas participaciones”, dijo a periodistas el funcionario del gobierno heleno. “Esto no se ha decidido pero podríamos hacerlo con la finalidad de lograr un acuerdo”, destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario