Educación

Sindicatos fijan condiciones para el retorno a las aulas

La Internacional de la Educación de América Latina acordó exigir un piso de protocolos para un regreso seguro a la escuela

Sábado 30 de Mayo de 2020

Los sindicatos docentes nucleados en el Comité Regional de la Internacional de la Educación América Latina (Ieal) elaboraron un documento titulado “Condiciones para regresar a los centros educativos en el marco de la pandemia Covid-19”, con el objetivo de sentar posición sobre la mirada de los trabajadores y trabajadoras de la educación en el marco de la crisis sanitaria.

   El documento parte de un análisis político, económico y social del presente latinoamericano, que se ha visto más afectado aún a causa de la pandemia. Destaca que las décadas de implementación de políticas neoliberales dejaron una región socialmente golpeada con un estado débil y desprovisto de las herramientas necesarias para hacer frente a una crisis inédita como la actual, y que si bien las medidas de cuarentena implicaron una parálisis económica, tales efectos simplemente profundizaron una crisis económica y social ya existentes en sociedades profundamente desiguales. Los casos de Brasil, Chile, Perú y Ecuador se citan como ilustrativos, en la medida que son los países más afectados por la pandemia a causa de la visión mercantilista de sus gobiernos.

   El documento cuestiona además la fuerte presión anticuarentena que ejercen los grupos empresariales en todas las sociedades latinoamericanas, no sólo en favor de reanudar todas las actividades económicas sino también los ciclos escolares, desconociendo las condiciones de seguridad requeridas para que las poblaciones involucradas puedan retomar en forma segura las actividades en los centros educativos. En este sentido, destaca la necesidad de diálogo entre los gobiernos de la región y los sindicatos del sector de la educación para acordar un retorno seguro de la actividad, y señala como experiencia positiva la sostenida con el gobierno argentino.

Derecho a la educación

El escrito no sólo reivindica la defensa del derecho a la educación sino que también hace un llamamiento a todas las organizaciones afiliadas para que peticionen las condiciones optimas de seguridad que permitan el regreso y que garanticen un piso mínimo común para toda la región. Entre las condiciones demandadas se destacan:

   • El establecimiento del diálogo entre los gobiernos y las organizaciones sindicales del sector para acordar la definición de las distintas etapas del regreso a las aulas.

   • El reconocimiento de las organizaciones estudiantiles como sector con participación en la definición de tales etapas.

   • Que se garanticen las condiciones de infraestructura necesarias, con ambientes seguros y adecuados que permitan prevenir la propagación del virus en las escuelas.

   • La promoción de protocolos para ser aplicados en el transporte público escolar y que reduzcan los riesgos de contagio.

   • Que se promueva la coordinación entre el sector docente, las universidades públicas y los sectores de investigación públicas para definir acciones que apoyen la modalidad de la educación virtual, al tiempo que se garantice la distribución de estos recursos para la modalidad en línea.

   Por otra parte, y ante el reconocimiento de precariedad económica agravada por la crisis sanitaria, el comité demanda a los gobiernos respuestas que alivien la crisis económica y social que sufren amplios sectores de la población, y para tales fines demanda garantizar el transporte gratuito o subvencionado para los y las estudiantes, reforzar los comedores escolares y la provisión de material didáctico para quienes no tengan acceso a la conectividad y recursos necesarios.

Reforma tributaria

El comité —presidido por Hugo Yasky e integrado por la titular de Ctera Sonia Alesso— también elabora una serie de propuestas tendientes a encontrar opciones que les permitan a los Estados disponer de recursos destinados a financiar a los sectores más afectados. Entre las propuestas se insiste la necesidad de avanzar hacia reformas tributarias progresivas sobre la base del principio de que “más tributa quien más tiene”, y promover que la deuda externa de los países latinoamericanos sean condonadas o renegociadas con plazos que den posibilidades de crecimiento económico. Además de promocionar la reactivación de la obra pública, el fortalecimiento de las pymes, reclamar al sector privado la protección de los puestos de trabajo y la creación de una renta básica universal de carácter nacional.

   El documento además se destaca por incorporar la perspectiva de género, reconociendo que el sector educativo está integrado casi en un 85 por ciento por mujeres que se vieron fuertemente afectadas durante el confinamiento, considerando que a la extensión del trabajo docente complejizado por la virtualidad se le sumaron las tareas domésticas y de cuidado, lo que profundizó las desigualdades y en muchos casos las expuso a situaciones de violencia intrafamiliar.

   Por último, declara que las estrategias de recuperación económica no pueden repetir las mismas recetas que han puesto a los Estados de la región en la condición actual de vulnerabilidad, por lo cual el movimiento sindical latinoamericano debe trabajar en impedir el avance de las políticas que debiliten a las organizaciones populares y reduzcan aún más sus derechos. Se reconoce que se transita un momento de redefiniciones respecto del modelo de desarrollo y de Estado en la región, por lo cual se debe bregar por el bienestar general de la población, los derechos de la clase trabajadora, más democracia, más respeto por los derechos humanos y una más justa redistribución de la riqueza.

   El texto completo está disponible en la página del Ieal.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario