Edición Impresa

Una de las peores tormentas en un siglo arrasó Buenos Aires y dejó 8 muertos

Devastador. Quince barrios inundados, caos vehicular y servicios de subte, premetro, tren y energía eléctrica cortados. Cayeron 156 milímetros, pero en el conurbano llegaron a 175. Saqueos y conatos en supermercados de Liniers y Mataderos.  

Miércoles 03 de Abril de 2013

Ocho personas murieron ayer como consecuencia del intenso temporal que afectó en la madrugada la ciudad de Buenos Aires y algunas zonas del conurbano, donde numerosos barrios colapsaron como consecuencia del agua que inundó calles y viviendas, inutilizó vehículos y causó la interrupción del suministro eléctrico.

La Policía Federal confirmó los ocho fallecimientos, mientras que el porteño Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same) contabilizó sólo seis, por considerar no atribuibles a la tormenta un deceso por un paro cardiorrespiratorio en la calle Plaza al 4500 y otro por un pico diabético en la calle Freire al 3700.

"Tenemos cinco víctimas constatadas en forma médica y una sexta persona, una mujer de 82 años, que retiramos del barrio Mitre", informó el director del Same, Alberto Crescenti, quien consideró necesario "esperar los informes del Cuerpo Médico Forense" para tener certeza de la causa.

Una de las víctimas era un operario de la línea B de subterráneos, por cuyo deceso los trabajadores de la concesionaria privada Metrovías realizaron un paro en todos los ramales en reclamo de mayor seguridad laboral.

El observatorio Central de Buenos Aires informó que llovieron 156 milímetros entre la medianoche y las 9 de la mañana, lo que derivó en el anegamiento de los barrios Belgrano, Palermo, Villa Urquiza, Mataderos, Saavedra, Núñez, Colegiales, Agronomía y Liniers, entre los más castigados.

En Mataderos y Liniers hubo conatos de saqueos a supermercados y otros comercios.

En tanto, en el conurbano bonaerense, fueron afectadas algunas zonas de los municipios de Moreno, Ituzaingó, Tigre, Avellaneda, Lanús, Ezeiza, Esteban Echeverría y Lomas de Zamora.

Ausentes. Ante la ausencia del jefe de Gobierno, Mauricio Macri, que volvió a media tarde de sus vacaciones en Brasil, y del jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, quien descansa en Europa, fue el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, quien por la mañana atribuyó el caos de la ciudad a la cantidad de lluvia.

Frente a la situación de colapso, que dejó a 257 mil usuarios sin luz, las autoridades viales pidieron a los conductores abstenerse de circular por las avenidas porteñas, los accesos al área metropolitana y las rutas y autopistas.

La intensa lluvia provocó el choque de cinco autos en la autopista Panamericana y otro accidente en cadena en la autopista Buenos Aires-La Plata.

El temporal arrastró vehículos por calles y avenidas, inundó viviendas, cubrió totalmente estacionamientos subterráneos, interrumpió el servicio de tres líneas de ferrocarriles y todas las del subte y del premetro. El fenómeno climático, además, causó la interrupción del servicio de energía eléctrica a más de 400 mil usuarios.

Los vecinos de los barrios Belgrano, Núñez y Saavedra, muy castigados por el temporal, expresaron su indignación por la falta de respuestas del gobierno porteño. No obstante, la zona que se llevó la peor parte fue el barrio Mitre, de Saavedra, donde se produjeron tres de las cinco muertes que dejó el temporal.

El mayor de todos

El ministro de Espacios Públicos porteño, Diego Santilli, aseguró que el temporal de lluvia “fue el mayor de los últimos 100 años en abril”. “Los 110 milímetros caídos en dos horas tuvieron un impacto muy fuerte en las cuencas de los arroyos Vega y Medrano”, dijo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS