Edición Impresa

Un policía blanco asesinó a un hombre negro en un incidente en Oklahoma

Un voluntario policial de 73 años mató de un tiro a un ciudadano negro de 44. Dijo que confundió su pistola con una taser, según un video.

Martes 14 de Abril de 2015

A sólo una semana del último caso de brutalidad y racismo policial que sacudió a Estados Unidos, otro agente de seguridad blanco mató a un ciudadano negro, aunque esta vez el victimario fue un voluntario de 73 años de la policía de Oklahoma que dijo haber confundido su pistola con una taser, según un video difundido ayer.

El 2 de abril pasado, un policía encubierto del condado de Tulsa, en Oklahoma, registró cómo Eric Harris, un hombre negro de 44 años y con antecedentes penales, le vendía ilegalmente un arma.

Cuando lo quiso detener, este salió corriendo, y fue entonces que un grupo de agentes lo persiguió hasta reducirlo en el piso, según contó el viernes pasado el sargento de policía local, Jim Clark.

Lo que sucedió entre la persecución y la muerte de Harris en una cama del hospital más cercano quedó registrado en un video difundido recién ayer por la policía de Tulsa, a pedido de la familia de la víctima.

El video. La filmación, registrada por los mismos policías, muestra cuando los policías agarran a Harris y lo tiran al piso. Robert Bates, el veterano voluntario de la policía le djo a Harris: "Necesito que te pongas boca abajo", mientras otro le clava una rodilla sobre la mejilla para garantizar que no se levante.

En medio de ese esfuerzo desmedido de dos o tres agentes para mantenerlo en el suelo, se escucha un tiro y la voz de Bates, según la agencia de noticias EFE. "Oh, le disparé. Lo lamento", aseguró el hombre de 73 años, quien luego reconoció que pensó que estaba descargando su taser y no su arma de fuego.

Pero aún después de apretar el gatillo y ante las quejas de Harris, Bates siguió maltratándolo: "Al diablo, tú corriste. Cállate la boca''.

Cuando eso no fue suficiente y Harris se quejó porque no podía respirar por como lo apretaban contra el suelo, Bates reincidió: "¡Al diablo con tu respiración!"

Harris finalmente murió en un hospital de Tulsa. Ese mismo día, la oficina del jefe de la policía local emitió un comunicado para explicar el "altercado".

"A medida que el sospechoso luchaba con los policías, un agente de la reserva disparó su arma de fuego, golpeando al sospechoso", sostuvo el texto, que destaca que Harris era una persona "conocida" para la policía por sus con antecedentes penales.

Cada caso de brutalidad y racismo policial que toma dimensión pública en Estados Unidos expone más claramente la falta de control y la laxitud de los reglamentos y el funcionamiento de muchos departamentos de policía locales, además de la evidente criminalización de la población afroamericana. El último caso se conoció a través de otro video la semana pasada. En él se ve como un policía blanco acribilló y mató por la espalda a un ciudadano negro desarmado en la ciudad de North Charleston, en el estado de Carolina del Sur.

Un estudiantes mató en la Universidad

Una persona fue baleada y murió ayer en una universidad del estado estadounidense de Carolina del Norte, donde el atacante sigue siendo buscado por la policía, informaron autoridades.

La víctima fue identificada como Ron Lane, un empleado del Wayne Community College, quien recibió el disparo ayer a la mañana en la biblioteca de la universidad, dijo a la AFP una portavoz del centro educativo, Tara Humphries.

“Nunca hubo una situación de rehenes o un tiroteo masivo, fue una situación aislada con una única víctima”, dijo Humphries.

“Nuestros corazones se entristecen por la pérdida de un valioso empleado”, dijo a periodistas la presidenta del Wayne Community College, May Albertson.

La universidad en la localidad de Goldsboro, Carolina del Norte, permaneció varias horas en estado de confinamiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario