Edición Impresa

Tres obreros terminaron heridos al caer un ascensor en Ciudad Ribera

Un elevador de servicio de una torre en construcción aún no habitada cedió desde el piso once hasta el tercer subsuelo. Sufrieron politraumatismos cuando hacían tareas de retoques. El descenso se atenuó al funcionar los frenos de seguridad.  

Miércoles 02 de Octubre de 2013

Tres operarios resultaron heridos con politraumatismos tras caer un ascensor en una torre en construcción en el complejo Ciudad Ribera. Los pintores estaban haciendo tareas de retoque cuando el elevador cedió desde el piso once hasta el tercer subsuelo en el mismo sector de Puerto Norte donde en abril falleció una mujer a raíz de una explosión. Los frenos de emergencia funcionaron y atenuaron el impacto. "Es una señal de alarma, esto no debiera pasar. Pudo haber sido una tragedia", advirtió Sixto Irrazábal, jefe del gremio de la construcción (Uocra) local, quien hoy reclamará una inspección al Ministerio de Trabajo.

El incidente ocurrió ayer por la tarde en el edificio 164, que forma parte de la torre Palco Paraná. En la misma estructura, pero en el edificio 158, a mediados de abril pasado una mujer de 21 años falleció tras una explosión registrada en la unidad que habitaba junto a su pareja.

Aquel hecho fue calificado por la Justicia, en base a los peritajes ordenados, como accidental al constatarse una fuga de gas. Y puso de relieve que había varios departamentos habitados en los flamantes complejos emplazados sobre la costanera central, pese a carecer del final de obra.

Este antecedente generó además mayor repercusión y preocupación entre los vecinos de los exclusivos edificios que se están levantando en Puerto Norte y en los operarios que se desempeñan en el lugar.

Según testigos, los elevadores acarreaban problemas pese a las tareas de mantenimiento que se le efectúan, al tiempo que cargaron contra la constructora por "no hacerse cargo" de los desperfectos que presenta el complejo, entre ellos, el gas.

En paralelo, un vecino precisó a La Capital que el mantenimiento de los ascensores demanda tres mil pesos mensuales y se prorratea entre las distintas unidades. Y adelantó que el tema será uno de los ejes de la reunión de consorcio de esta semana.

Los tres trabajadores que resultaron heridos pertenecen a una firma subcontratada por la empresa Ingeconser, la constructora del complejo, dedicada a tareas de pintura. Al momento del accidente hacían tareas finales de retoque en el ascensor.

"Estaban trabajando en el piso once cuando, por motivos que todavía se desconocen, el ascensor se cayó hasta el tercer subsuelo", relató en la puerta del complejo Claudio Quintana, delegado de la Uocra en la obra.

"Afortunadamente —continuó el dirigente gremial— los frenos de emergencia funcionaron correctamente y fueron trabando la caída de a poco. Igualmente los muchachos se llevaron un susto grande y terminaron con varios golpes porque tomó velocidad la caída" de la unidad.

Irrazábal destacó que los tres operarios "se encuentran en buen estado, sólo sufrieron varios golpes. Fueron atendidos en sanatorios privados trasladados por la ART (Aseguradora de Riesgos del Trabajo) donde confirmaron que estaban bien".

El titular de la delegación local de la Uocra indicó que "las razones de la caída van a investigarse. Este tipo de fallas está pasando en varios edificios, no se sabe por qué. Fue una señal de alarma, esto no debería ocurrir. Si los frenos no funcionaban, era una tragedia".

En ese marco anunció que hoy concurrirán al Ministerio de Trabajo provincial y al organismo municipal que debe controlar el estado de los ascensores para reclamar que auditen la obra.

Desde la empresa constructora de Ciudad Ribera admitieron que les causó "sorpresa" lo ocurrido ya que los ascensores "son nuevos y fueron auditados los pasados 9 y 28 de septiembre" sin que se detectaran fallas.

Apuntaron además que el ascensor "en realidad no se precipitó, sino que tuvo una falla que será motivo de peritajes. Pero la cabina quedó intacta, lo que confirma que no cayó a gran velocidad".

La ambulancia no pudo entrar

La cúpula de la delegación local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) denunció ayer que la ambulancia del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) que llegó a Ciudad Ribera para asistir a los operarios heridos “no pudo ingresar al lugar”.

Según planteó el gremio, el móvil se encontró con obstáculos estructurales para llegar hasta el interior del complejo y los trabajadores “tuvieron que ser llevados por sus compañeros hasta la puerta”. El titular de la Uocra Rosario, Sixto Irrazábal, señaló: “Esto es producto de que la obra no está terminada, pero la salida debería ser más rápida. Agradezcamos a Dios que no pasó nada, porque ante una situación complicada los minutos salvan una vida”.

Fuentes sindicales indicaron que la altura del móvil sanitario era superior al máximo permitido para ingresar al complejo residencial por los lugares habilitados y no chocar con las estructuras existentes.

Desde la empresa constructora de Ciudad Ribera negaron que exista tal impedimento y se mostraron sorprendidos por el planteo gremial.

El 19 de abril pasado, cuando explotó el 9º piso B del complejo, en un accidente que días después le costó la vida a la joven Mariel Cataldo, los Bomberos Zapadores también denunciaron dificultades en efectuar su trabajo para sofocar el fuego.

Aquel día remarcaron que no había espacio suficiente para desplazar la escalera telescópica, en alusión a la estructura de 52 metros de altura y ascensor, que llega a un piso 20, y está montada sobre un vehículo de alto porte similar a un semirremolque.

“Había andamios y obstáculos que impedían trabajar con ella”, subrayó una fuente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS