Edición Impresa

Toronto, ciudad multicultural

Visitar la ciudad canadiense más importante es una experiencia distinta. Diversidad, cultura, deportes y arquitectura.

Domingo 07 de Julio de 2013

Si hay un lugar en el mundo donde queda demostrado que la diversidad de nacionalidades y religiones pueden convivir en una misma ciudad sin ser un obstáculo para el desarrollo social y el crecimiento personal, Toronto es sin dudas un ejemplo.

Más del 40 por ciento de los casi 2,5 millones de personas que habitan la moderna y más importante ciudad canadiense (seis millones con los alrededores) nacieron en el extranjero, pero no por eso dejan de sentirse extremadamente ligados a un país que les dio cobijo y posibilidades de mejorar su calidad de vida.

Toronto es una moderna urbe a orillas del lago Ontario que ofrece una gran variedad de posibilidades para los turistas de todas las edades. Tiene una gran movida cultural y artística para los jóvenes a través de recitales y otros espectáculos. Después de Londres y Nueva York es la ciudad con más actividades teatrales del mundo. También cuenta con grandes espacios para el deporte de aventura, desde el tranquilo "Paddleboard", que se practica al subirse a una tabla de surf e impulsarse con un remo por el calmo lago, hasta el excitante desafío de colgarse a 436 metros de altura en la CN Tower en una atracción llamada "Edge Walk", por la que se camina sujetado con una arnés por la cornisa de la torre.

Toronto es una ciudad con mucho verde en los meses de primavera y verano que ofrece interesantes paseos y áreas ecológicas, como "Evergreen Bricks Works". Es una antigua fábrica de ladrillos que fue convertida en un mercado de intercambio de productos agrícolas de granjeros de la zona, además de un centro comunitario para la exploración de la naturaleza, el medio ambiente y la enseñanza de una buena y natural alimentación. Una visita de medio día, con la posibilidad de paseo en bicicleta incluido, no es mala idea.

La ciudad, cuyo mayor ingreso económico se obtiene por los servicios financieros, tiene un cierto aire a Nueva York, aunque los especialistas en turismo aseguran que esa no es una acertada definición. "Manhattan es única, Toronto puede ser comparada con Chicago, tanto por su tamaño como por su clima invernal", sostienen los que viven aquí.

Si bien el invierno es crudo en Toronto, todo está preparado, desde la vestimenta hasta la infraestructura edilicia, para soportarlo sin mayores dificultades. La ciudad cuenta con una red de galerías subterráneas de 27 kilómetros al que se conoce como "Path". Funciona todo el año y a través de él se llega a las estaciones del metro, a edificios públicos o a hoteles. Son una especie de galerías comerciales bajo tierra que ofrecen todo lo necesario para la vida diaria, desde un medicamento en la farmacia hasta alimentos en un mercado o ropa en un negocio de marca famosa. Los habitantes de la ciudad lo utilizan también en verano porque la conexión entre los puntos de interés es muy buena y rápida.

El Downtown. La zona central de la ciudad es un área inmensa que comprende varios sectores. El centro geográfico del Downton es el Eaton Centre, cuyo sector destacado es una gran plaza seca, la Dundas Square, en la esquina de las calles Dundas y Yonge Street. Allí se ofrecen todos los años recitales al aire libre a través de festivales (llamado Luminato) con la participación de distintas bandas locales. En la zona abundan los negocios comerciales a la calle y también un shopping de varios pisos.

Una nota de color muy particular en la plaza la ofrecen distintos grupos religiosos que intentan convencer a la gente a seguir sus creencias a través de sermones que nadie escucha porque el sonido de la música los tapa. Hace unos días, grupos de musulmanes, católicos y de una secta difícil de reconocer su origen competían por los fieles, separados por escasos metros de

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS