Edición Impresa

Son once los muertos por el alud que arrasó dos pueblos de Catamarca

.Ocho cadáveres se encontraron en El Rodeo, principal villa turística a 36 kilómetros de la capital. Siján, el otro poblado afectado. La lista podría ampliarse en las próximas horas.

Domingo 26 de Enero de 2014

En las últimas horas ascendió a once la nómina de víctimas fatales provocadas por el violento temporal que se abatió el jueves sobre Catamarca, en tanto que aún quedan al menos cinco desaparecidos y hay más de 500 pobladores evacuados por la destrucción de sus viviendas.

Ayer los rescatistas encontraron cinco cuerpos en la villa turística El Rodeo, que se sumaron a los tres hallados en dicho lugar —principal punto de veraneo de la provincia— el viernes. Los otros tres fallecidos son de las localidades de Siján, Fiambalá y Belén.

Tres de los cadáveres transportados a la morgue ayer pertenecen a una misma familia: Adrian Alvarez, de 54 años; su esposa, Graciela Contreras (de 51), y el hijo de ambos, Emiliano Alvarez (21). Restaba localizar al hijo menor del matrimonio, Dario, de 13 años.

También ayer se halló a Dora González de Castiglione (70), mamá de una mujer que había sido encontrada fallecida el viernes, María Luisa Castiglione (52). De acuerdo a la agencia Noticias Argentinas (NA), ambas pertenecían a una familia de Santiago del Estero que fue parte propietaria del diario El Liberal.

El Rodeo, situado a 36 kilómetros de la capital provincial, San Fernando del Valle de Catamarca, era muy visitado el jueves por la ola de calor que se abatió en el país y también porque a la noche —cuando se desencadenó la tormenta— iba a actuar el cantante Abel Pintos en un recital público y gratuito que finalmente se levantó.

El alud de lodo y piedras arrastró casas, autos y un puente. El río Ambato bajó de la montaña cargado de piedras provocando un ruido estremecedor y que algunas viviendas vibren.

La cifra de muertos podría ascender aún ya que el director del Same provincial y jefe del comité de emergencia, Norberto Bazán, dijo que estaban llegando a la villa personas que reclamaban por parientes y amigos desaparecidos que no estaban en la lista de cinco que se manejó durante todo el sábado. "La lista puede ser más extensa", expresó.

El funcionario apuntó que en El Rodeo "tenemos 80 centímetros de barro sobre el suelo, y en otros lugares hay hasta piedras de un metro de diámetro que se han metido dentro de las viviendas".

Al parecer, como explicación del fenómeno, la tormenta del jueves se focalizó en el cerro El Manchao, una de las cumbres del Ambato, lo que generó el desborde el río y el consecuente alud sobre El Rodeo y Siján, en el departamento Pomán.

El Rodeo y Siján están separados por un cordón montañoso; la distancia entre ambos poblados es de 250 kilómetros.

"Esto hace que tengamos centros operativos en cada lugar", explicó Bazán.

"Hay un hospital de campaña en El Rodeo donde están evacuadas 51 personas que se encuentran bien físicamente.

En Siján, en tanto, "son más de 500 las personas autoevacuadas que se refugiaron en casas de familiares y amigos", dijo Bazán.

"Siján tiene que ser reconstruido, porque la mitad del pueblo está bajo el lodo, por lo que estamos tomando todas las medidas sanitarias acordes a esta emergencia", añadió.

Las niñas encontradas fallecidas el viernes fueron identificadas como Daiana Ahumada (7 años) y Candelaria Díaz Mendibe (5).

El fiscal federal de Catamarca Roberto Mazzuco dijo por su parte que "de los cuerpos localizados resta identificar a una niña de entre seis y siete años", por lo cual los fallecidos menores de edad suman tres.

Además de los ocho muertos en El Rodeo, en Siján el alud mató a Marcos Bambicha, de 73 años. En Fiambalá un rayó mató a Graciela Zandón, de 48 años, madre de 11 hijos, quien cayó fulminada en una precaria vivienda; mientras que en Belén, Agueda Ochoa, de 46 años, se ahogó arrastrada por un arroyo desbordado al intentar salvar a su perro.

Hasta hoy. El fiscal Mazzucco, suspendió anoche pasadas las 21 todas las tareas de rescate en las adyacencias del río Ambato, La Puerta y el dique Las Pirquitas, hasta hoy a las 7.

"Comenzó a faltar la luz natural y esto complica todo para continuar con las tareas de rescate de víctimas en la zona de la catástrofe por el alud de agua, barro y piedra, por lo que se dispuso suspender las mismas hasta mañana", anunció anoche Mazzucco.

Dijo que "fue un trabajo mancomunado ente las fuerzas policiales, Bomberos, justicia, de salud, perros rescatistas y comunidad en general, aunque con la toma de conciencia que hay que prestar la mayor colaboración".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS