Política

Perotti impulsa un proyecto para implementar la autonomía municipal

El gobernador recibirá hoy en la Casa Gris a Pablo Javkin y otros intendentes santafesinos. El ministro de Gobierno, Roberto Sukerman, dijo que las leyes provinciales violan la Constitución Nacional y pidió "madurez" a la oposición

Miércoles 27 de Enero de 2021

En lo que será su reaparición pública tras los cambios en su gabinete y un paso rápido por el quirófano, el gobernador Omar Perotti encabezará hoy un acto del que participarán intendentes y jefes comunales y en el que intentarán empezar a saldar una deuda histórica de la provincia: sancionar una ley de autonomía municipal.

La cita será, a las 11, en el Salón Blanco de la Casa Gris. Confirmaron su presencia el intendente de la capital provincial, Emilio Jatón, y el de Rosario, Pablo Javkin. El titular del Palacio de los Leones se mostró expectante con la convocatoria.

Lo que busca el gobernador es descentralizar el poder, fortalecer las administraciones locales”, dijo a La Capital el ministro de Gobierno, Roberto Sukerman. Y agregó: “Él es un municipalista, y además valora el accionar de los 365 municipios y comunas de la provincia en la pandemia, con los que mantuvo un contacto inédito”.

La idea es no ponerle techos a la discusión, señaló el ex concejal, sino armar un equipo técnico, en el que se sumen las distintas partes interesadas. “Si bien sufrieron reformas, tenemos leyes orgánicas de municipio y comunas que datan de la década del ‘30, que fueron pensadas para otra realidad”, argumentó.

De sancionarse la ley, por ejemplo, los municipios podrían decidir sobre cuestiones institucionales —por ejemplo, cuántos concejales tienen y cómo se eligen, si se crea el cargo de viceintendente—, administrativas, económicas, tributarias y financieras.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia de la Nación le inyectó urgencia a la cuestión: a fines de octubre, el máximo tribunal dictó una sentencia en la que estableció que la Constitución de Santa Fe —vigente desde 1962— viola la Carta Magna nacional, ya que no se garantiza la autonomía municipal.

Rápido de reflejos, el 24 de noviembre pasado el diputado provincial Rubén Giustiniani (Igualdad) presentó en la Cámara baja provincial un proyecto para regular la cuestión. Además de su compañera de bloque, Agustina Donnet, también estamparon su firma legisladores del Frente Progresista, el PJ y Somos Vida Santa Fe.

Ayer se sumó un apoyo político clave. Entrevistado en Aire de Santa Fe, el presidente de Diputados y principal referente opositor, Miguel Lifschitz, remarcó que en su etapa de intendente de Rosario insistió en la necesidad de promover la autonomía de los municipios.

Sukerman planteó una versión diferente. “Cuando gobernaban la ciudad usaban la autonomía como escudo, para justificar que no se podían hacer ciertas cosas, y cuando ganaron la provincia se olvidaron de la reivindicación —cuestionó el funcionario—. Por el contrario, la autonomía tiene que ser una espada, para luchar por los gobiernos locales”.

Con todo, el ministro político se entusiasmó con que el aval de Lifschitz a la autonomía municipal pueda ser el primer paso para restituir las relaciones entre el Ejecutivo y la Legislatura —donde el oficialismo está en minoría en ambas Cámaras—, pero advirtió: “Necesitamos que haya madurez política, y que no entremos en esta lógica de que los ex gobernadores terminan siendo jefes de la oposición desde la presidencia de Diputados. Ojalá que en este tema, y la inmunidad de los legisladores, la transparencia y publicidad de las declaraciones juradas, además de seguridad y conectividad y otros temas que puedan tener estado parlamentario, haya un debate serio”.

La relación tensa con la Legislatura fue una de las constantes del primer año de gestión de Omar Perotti. Primero por el presupuesto 2020, luego por la ley de necesidad pública, y después por las leyes de ingresos y gastos de este año, pasando por las normas que desde la Casa Gris llamaron “anti-Sain”.

En ese proceso, no sólo se tensionó la relación con el FPCyS, también se partió en tres el bloque peronista del Senado.

Con las relaciones todavía en el freezer, Sukerman le tiró la pelota al bloque de seis senadores liderados por el sanlorencino Armando Traferri: “Acá no hay obediencia debida, pero el abc de la política dice que si uno pertenece a un frente electoral lo lógico es que acompañen las iniciativas del Ejecutivo —advirtió—. Si no lo hacen, los que tienen que dar explicaciones son ellos; no al gobierno, sino a la sociedad”.

En ese marco, Sukerman sostuvo que la reforma constitucional —la verdadera salida de fondo a varios déficits institucionales y que hoy aparece más lejana que nunca por la tensión política y la crisis— “no es una obsesión”, pero que “siempre tiene que estar en agenda”.

“Lo ideal es enemigo de lo posible —afirmó el funcionario—. Si lo ideal es la reforma y no se puede, avancemos con leyes”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS