Edición Impresa

"Me arrancaron la vida", dijo entre llantos la mamá

Entre lágrimas, la madre de Naira Cofreces, la chica de 17 años que murió tras ser atacada a golpes a la salida de la escuela, pidió “justicia” para el hecho y aseguró que le “arrancaron la vida”.

Martes 29 de Abril de 2014

Entre lágrimas, la madre de Naira Cofreces, la chica de 17 años que murió tras ser atacada a golpes a la salida de la escuela, pidió “justicia” para el hecho y aseguró que le “arrancaron la vida”.

“Quiero justicia, porque me destrozaron, me arruinaron, me arrancaron la vida”, expresó la mujer, a pocas horas del deceso de su hija.

Nancy señaló que el día de la paliza, el miércoles de la semana pasada, su hija regresó a la casa y le contó que “la golpiza no era para ella” sino para “una compañera que se asustó y se retiró antes”. Tras esa charla, la estudiante no despertó más. Perdió el conocimiento y fue internada de urgencia en el Hospital Interzonal Piñeyro.

Nancy, en rueda de prensa, dijo que su hija era “una chica alegre, que no tenía problemas con nadie” y aseguró que “nunca le había pasado algo similar”.

Recordó que el día que fue agredida su hija estaba bien, “pero después no despertó más”.

A pesar de su pedido de justicia, la mujer aseguró que confía en las autoridades, con las que se mostró agradecida.

“La Justicia se está haciendo cargo, queda todo en manos de ella. La Justicia y la Municipalidad se han portado muy bien con la familia”, declaró.

La mujer sostuvo que se respetó la decisión de su hija, que era de donar sus órganos.

En tanto, el intendente Mario Meoni contó que conocía a la familia de la joven y que son del barrio donde él se crió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario